El mánager de Padres de San Diego, Andy Green, se dijo satisfecho con la buena actuación que tuvo la legión mexicana del club en esta serie de dos partidos ante Astros de Houston, y confió en el pronto debut de alguno en Grandes Ligas.

Green indicó que los jóvenes prospectos mexicanos brindaron una gran actuación y jamás mostraron pánico escénico, pese a que estaban ante sus compatriotas, lo que causa una mayor tensión y nerviosismo.

En este segundo partido ante Astros, jugaron para Padres el poblano César Vargas, los sonorenses José Carlos Ureña, Luis Urías y Ricardo Valenzuela, el bajacaliforniano Fernando Pérez y el tamaulipeco Gerardo Reyes.

Para el piloto de San Diego, el pitcher poblano Vargas resultó el más destacado, no sólo por ganar el partido, sino por mostrar mucho control en sus lanzamientos, serenidad a la hora de enfrentar a los rivales y gran seguridad en sí mismo.

“César brindó un gran partido, sin importarle la presión que representa jugar ante sus compatriotas, creo que mostró grandes cualidades y estoy seguro que muy pronto podría dar el brinco a las Grandes Ligas con nosotros”, añadió Green.

Comentó que el joven pitcher poblano ya ha probado su talento desde hace tiempo en las sucursales de la organización de San Diego, de ahí que le augura un futuro bastante prometedor en la Gran Carpa.

“Me gustó mucho el gran comportamiento de todos los jóvenes mexicanos, eso me da mucha confianza al saber que tenemos grandes prospectos que esperan una oportunidad en el equipo grande en cualquier momento”, señaló.

Consideró que Padres tiene todos los elementos para poder convertirse muy pronto en el llamado “equipo de México”, en espera de recibir el apoyo de todo el público “azteca” que vive en esa ciudad de California y en las ciudades fronterizas.

“Tenemos material para ser considerados pronto como el equipo de México, ojalá así suceda, ya que tenemos grandes y talentosos jugadores de este país que pronto podrían debutar en las Grandes Ligas”, aseveró.

NOTIMEX