La Asociación Olímpica Británica designó este miércoles al tenista Andy Murray como abanderado para la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, la cual se realizará este viernes.Motivos de sobra presentó “Muzz” para ganarse este privilegio, entre los cuales destacan sus dos títulos de Wimbledon (2013 y 2016) y uno de Copa Davis (2015), los cuales eran torneos que se le habían resistido por varias décadas al pueblo británico.

Pero en el marco de la justa veraniega, tenía que salir a flote uno de los momentos más memorables en su trayectoria: la medalla de oro conquistada en la justa de singles de Londres 2012, a costa del suizo Roger Federer.

Asimismo, con el apoyo de sus compatriotas, el escocés no sólo se conformó con el metal áureo en solitario, sino que, junto a Laura Robson, se colgó la plata y redondeó uno de los mejores ciclos de su vida profesional.

“Estoy muy orgulloso por haber sido seleccionado como abanderado para la ceremonia de inauguración de este viernes. Representar a tu país en los Juegos es una experiencia fantástica, pero liderar a la delegación de Gran Bretaña será un honor increíble, lo máximo en el deporte”, consideró el segundo tenista del ranking mundial.

La decisión fue tomada por un panel encabezado por Mark England, jefe de misión de la delegación británica; además, de acuerdo a la Asociación Olímpica Británica, Murray también cumplió con los requisitos extracancha, al ser “ejemplo de los valores olímpicos y defender los valores del equipo de Gran Bretaña”.

“Estos son mis terceros Juegos Olímpicos y es una competencia muy especial para mí. Obviamente tengo grandes recuerdos de Londres y estoy 100 por ciento concentrado en ganar aquí en Río. El privilegio de ser abanderado es un momento que recordaré el resto de mi vida y será uno de los momentos cumbre de mi carrera”, admitió “Muzz”.

De este modo, el campeón defensor de la modalidad de singles tomará la estafeta del multimedallista en ciclismo Sir Chris Hoy e inscribirá su nombre en la historia como el primer tenista británico en desfilar con el lábaro nacional en un acto de inauguración.

NTX