Los Warriors de Golden State se encuentran a las puertas de su segunda coronación consecutiva como campeones de la NBA, pero no podrán contar para el quinto partido de las Finales con el ala-pívot titular Draymon de Green, que ha sido suspendido con un encuentro.

Green fue sancionado por haber cometido su cuarta falta flagrante el pasado viernes durante el cuarto partido que se disputó en el Quicken Loans Arena de Cleveland, donde los Warriors ganaron a domicilio (97-108) y se pusieron con ventaja de 3-1 en la serie que disputan al mejor de siete.

La NBA le comunicó a los Warriors que la falta cometida por Green durante el altercado que mantuvo con el alero estrella de los Cavaliers, LeBron James, había sido elevada a flagrante y al ser la cuarta recibía una suspensión automática de un partido.

Green ha tenido una serie de problemas durante la mayor parte de la presente fase final, pero hasta ahora no ha tenido efectos negativos en los resultados conseguidos por el equipo, aunque para el partido de mañana, lunes, su ausencia podría afectar al rendimiento del equipo, especialmente en el juego interior.

Steve Kerr, entrenador de los Warriors, ya había trabajado con la posibilidad de no tener en el equipo a Green y aunque no ha dado a conocer sus planes, está convencido que en el banquillo cuenta con jugadores suficientes que le pueden ayudar a compensar su ausencia.

Uno de ellos podría ser el pívot brasileño Anderson Varejao, exjugador de los Cavaliers, que en el cuarto partido hizo una gran aportación dentro de la pintura con tres rebotes ofensivos en sólo cuatro minutos.

“Como es lógico la pérdida de Green es importante para nosotros, pero confiamos en el resto de los jugadores que hay en el equipo y no tenemos ninguna duda de que vamos a realizar un buen partido”, comentó Kerr. “No entro en la decisión de la NBA, además no tendría sentido, lo único que me preocupa es trabajar con el equipo de cara a mañana”.

Green ha conseguido promedios de 15,3 puntos en lo que va de la fase final, que lo deja como el tercer máximo encestador del equipo, sólo superado por el base Stephen Curry y el escolta Klay Thompson y es líder en rebotes capturados, con un promedio de 9,6 por partido.

“Draymond simplemente dijo algo con lo que no estoy de acuerdo”, comentó James. “No me molesta la competencia. Me siento bien con eso, pero algunas de las palabras que salieron de su boca fueron un tanto excesivas, y siendo yo un sujeto con orgullo, con tres hijos y una familia, y cosas de ese tipo, ciertas cuestiones simplemente se pasaron de la raya”.

Mientras, que el entrenador de los Cavaliers, Tyronn Lue, dijo que el equipo había trabajado bien, que lo sucedido en el cuarto partido ya era historia y que sabían que el único resultado que les valía era la victoria.

“Esa es la vamos a buscar porque es lo único que nos vale”, comentó Lue. “Estamos convencidos que podemos ganar en cualquier campo si hacemos las cosas que sabemos como equipo”, subrayó Lue.

 

EFE