El escolta Klay Thompson volvió a ser el líder del ataque arrollador de los Warriors de Golden State, que a pesar de jugar sin el base estrella Stephen Curry, arrollaron a los Rockets de Houston (114-81), en el quinto partido de la serie de primera ronda de playoffs de la Conferencia Oeste que ganaron por 4-1 al mejor de siete.

Thompson con 27 puntos, incluidos siete triples, se encargó de ser de nuevo el líder de la ofensiva de los Warriors que estuvieron siempre en control del juego, marcador y el mejor baloncesto.

Junto a Thompson, que respondió de nuevo cuando el equipo más lo necesitó con su aportación ofensiva, mientras que el pívot Draymond Green consiguió 15 puntos, nueve rebotes y ocho asistencias, que lo dejaron como el mejor en el juego interior.

El base Shaun Livingston, que salió como titular en el puesto de Curry, también hizo una gran labor al llegar a los 16 puntos y por tercer partido consecutivo logró números de dos dígitos en la ausencia de la estrella del equipo y Jugador Más Valioso (MVP).

El escolta Brandon Rush surgió como el sexto jugador del partido al liderar a los reservas con 15 puntos al anotar 6 de 8 tiros de campo, incluidos 3 de 5 triples.

Otro número dos, el brasileño Leandro Barbosa también brilló en el juego ofensivo al aportar nueve puntos en los 17 minutos que disputó.

Barbosa anotó 4 de 6 tiros de campo, incluidos 1 de 3 triples, capturó cuatro rebotes, repartió tres asistencias, recuperó un balón y perdió otro.

Su compatriota, el pívot Anderson Varejao también jugó ocho minutos en los que aportó un punto al fallar los dos tiros de campo que hizo, y acertó 1 de 2 desde la línea de personal.

Varejao mostró su clase en el juego interior al capturar tres rebotes, que fueron defensivos, y repartió dos asistencias.

A pesar de la ausencia de Curry, Thompson estableció el tono desde el inicio del partido al convertirse en el primer jugador en la historia de la NBA al hacer al menos siete triples consecutivos en partidos de playoffs.

Los Warriors esperaran a conocer el rival que tengan en las semifinales y que saldrá del ganador de la serie de primera ronda que disputan Los Ángeles Clippers contra los Trail Blazers de Portland que dominan los segundos por 3-2 al mejor de siete.

El escolta James Harden volvió a ser el líder del ataque de los Rockets al aportar 37 puntos, incluidos 25 en la primera parte, pero su aportación individual no fue suficiente a la hora de enfrentar a los actuales campeones de liga.

Mientras que el pívot Dwight Howard, que podría haber jugado el último partido con la camiseta de los Rockets, dominó en el juego interior al capturar 21 rebotes, pero anotó sólo ocho puntos al fallar 10 de 13 tiros de campo.

Los Rockets, que no pudieron cumplir con el “garantizado” que jugarían el sexto partido de la serie en Houston que había declaró el base Jason Terry, que también podría haber jugado el último encuentro con el equipo tejano, tendrán un verano intenso para los directivos a los que les tocará hacer una nueva reconstrucción.

 

EFE