La marcha triunfal de los Warriors de Golden State continuó con su triunfo arrollador por 110-77 ante los Cavaliers de Cleveland en el segundo partido de las Finales de la NBA que dominan por 2-0 al mejor de siete.

Esta vez, el líder fue el ala-pívot Draymond Green, que dominó a ambos lados de campo y bajo las dos canastas con un poder físico sin respuesta que le permitió aportar 28 puntos, siete rebotes y cinco asistencias.

Junto a Green, otros tres jugadores de los Warriors tuvieron números de dos dígitos, encabezados por el base Stephen Curry que llegó a los 18 puntos, el escolta Klay Thompson que anotó 17 y el reserva brasileño Leandro Barbosa, que fue el sexto hombre del equipo y consiguió 10 anotaciones con 5 de 6 tiros de campo.

Curry, que apenas jugó en el cuarto periodo, se convirtió en el líder del equipo en el apartado de los rebotes al capturar 9 de los 46 que tuvo el equipo y que dominó a los Cavaliers, que se quedaron con 34.

Aunque no fueron los líderes encestadores, una vez que los “Splash Brothers” –Curry y Thompson– encontraron su mejor toque encestador, la defensa de los Cavaliers se quedó sin recursos, lo que hizo que los Warriors al final del partido se convirtiesen en el primer equipo desde el 2009 (Los Ángeles Lakers contra los Magic de Orlando) que tienen marca de 2-0 al inicio de las Finales de la NBA.

Barbosa, que en el primer partido había estado perfecto con 11 puntos (5-5, 1-1, 0-0), en 11 minutos de acción, en el segundo disputó 18 y anotó 5 de 7 tiros de campo, falló dos intentos de triples, capturó tres rebotes, dio una asistencia y recuperó un balón.

El veterano escolta brasileño encabezó la aportación de los reservas de los Warriors que volvieron a ser decisivos en el juego y la victoria de los actuales campeones de liga al aportar 40 puntos.

Mientras que el pívot australiano Andrew Bogut hizo una gran labor defensiva al establecer su mejor marca profesional en las Finales con cuatro tapones

El partido estuvo siempre en control de los Warriors que al descanso se fueron con ventaja parcial de ocho puntos (52-44) y al concluir el tercero lo tenían sentenciado con 20 tantos arriba (82-62).

Aunque los Cavaliers iniciaron la segunda parte con canasta y se pusieron seis puntos abajo en el marcador, eso fue todo lo que consiguieron porque los Warriors de inmediato reaccionaron y volvieron a tener ventaja superior a los 10 tantos.

Los campeones de liga arrollaron en la recta final del tercer periodo e hicieron desaparecer a los Cavaliers que en los dos partidos disputados han perdido por una desventaja combinada de 48 puntos, el mayor que se ha dado nunca en la historia de las Finales de la NBA.

Los Warriors también consiguieron la victoria más amplia que han tenido en un partido de Finales, que ganaron el año pasado después de 40 de no tener el título de campeones.

La estadísticas también le son favorables a los Warriors de cara a renovar el título de campeones porque solamente tres equipos en la historia de la NBA han podido remontar una desventaja de 0-2 en la serie de las Finales y eso fueron los Celtics de Boston (1969), los Trail Blazers de Portland (1977) y los Heat de Miami (2006).

La misión de los Cavaliers será convertirse en el cuarto ante un rival que ya ha ganado 87 partidos en lo que va de temporada, marca del equipo de Golden State que lo celebraron con el lanzamiento de confettis desde el techo del ORACLE Arena.

El tercer partido de la serie se disputará el próximo miércoles en el Quicken Loans Arena de Cleveland, lo mismo que el cuarto que está programado para el viernes.

El partido estuvo siempre en control de los Warriors que al descanso se fueron con ventaja parcial de ocho puntos (52-44) y al concluir el tercero lo tenían sentenciado con 20 tantos arriba (82-62).

Por los Cavaliers, que en el cuarto periodo se tuvo que retirar el ala-pívot Kevin Love, afectado por un golpe que recibió en la cabeza en la primera parte, el alero estrella LeBron James fue el líder encestador al aportar 19 puntos, ocho rebotes, nueve asistencias y cuatro recuperaciones de balón.

Pero no pudo evitar la séptima derrota consecutiva que los Cavaliers han sufrido ante los Warriors, la racha más larga perdedora que ha tenido en su carrera contra un mismo equipo.

Otros dos jugadores más de los Cavaliers tuvieron números de dos dígitos y fueron el alero reserva Richard Jefferson, que llegó a los 12 tantos, y el base Kyrie Irving que aportó 10 puntos.

Los Cavaliers, además de la derrota también perdieron a Love que al final si mostró signos de conmoción cerebral y se podría perder el tercer partido.

 

EFE