Gigantes de Nueva York dio el primer paso para afrontar la era post Tom Coughlin este jueves, al presentar a Ben McAdoo, ex coordinador ofensivo de este equipo, como su flamante entrenador en jefe.La semana pasada, la franquicia de la “Gran Manzana” y el veterano coach decidieron seguir por caminos separados después de 12 años de relación, durante los cuales festejaron dos campeonatos de Súper Tazón, el XLII y el XLVI.

Para continuar con su legado, la directiva prefirió que la responsabilidad “quedara en casa” y por ello eligió a McAdoo, de 38 años de edad y quien en las últimas dos temporadas estuvo al frente de la ofensiva neoyorquina.

“Estoy honrado por ser el decimoséptimo coach en la historia de Gigantes. Estoy agradecido con la familia Mara, con la familia Tisch y con Jerry Reese (gerente general) por esta oportunidad. Soy muy afortunado por tener tantos grandes entrenadores, administrativos y jugadores que se interesan en mí y en mi carrera”, confesó McAdoo.

El oriundo de Pensilvania incursionó en la Liga en 2004, siendo asistente ofensivo con Santos de Nueva Orleans, después fue ayudante en la línea ofensiva de 49’s de San Francisco y de 2006 a 2013 trabajó con Empacadores de Green Bay, como encargado de las alas cerradas y más tarde, de los mariscales de campo.

Luego se unió al staff de coacheo de Coughlin, con quien fue “un privilegio trabajar y aprender”, y ahora, en declaraciones difundidas en el portal oficial de Gigantes, aseguró que está listo para asumir este desafío, para el cual “me preparé toda mi vida profesional, aunque sin el apoyo de muchas personas, no estaría aquí”.

Por su parte, el presidente del equipo, John K. Mara, admitió que en la baraja de posibilidades tenían a seis candidatos “impresionantes”, pero la decisión final se basó en “la energía, entusiasmo, visión y deseo de Ben”.

“Es un extraordinario entrenador joven, que tiene mucha experiencia y ha realizado un buen trabajo como nuestro coordinador ofensivo. Algunos sugirieron que él quizá no estaría listo, pero como dije esta semana, queremos a alguien que sienta que deba demostrar algo”, sentenció el mandamás neoyorquino.

NTX