David De Gea se erigió como el gran protagonista del Liverpool-Manchester United, que finalizó 2-0 a favor de los primeros con una actuación espectacular del portero español, que con sus intervenciones evitó una goleada a los hombres de Louis Van Gaal en la ida de los octavos de final de la Liga Europa.

El meta del United sacó todo su repertorio para frenar al Liverpool, algo mejor que su rival, muy rácano en su juego durante todo el partido. El equipo de Jürgen Klopp se llevó una victoria valiosa que pudo ser mayor, pero De Gea, que hizo hasta cuatro intervenciones salvadoras para los suyos, evitó males mayores.

En una temporada anodina, en la que ambos clubes prácticamente luchan por jugar la próxima temporada en la Liga Europa, tanto Manchester United como Liverpool se vieron las caras en una eliminatoria inédita en Europa. Ninguno, más de medio siglo de historia continental, se había cruzado fuera de las competiciones inglesas.

Por eso el primer partido tenía cierto morbo. La rivalidad es evidente, pero llevada a Europa tenía un sabor especial que tal vez se volvió algo amargo para el aficionado que esperaba un espectáculo más digno de un duelo de altura.

Ninguno de los dos equipos brilló en exceso, aunque fue el Liverpool quien mantuvo el ritmo y el tipo durante casi todo el partido. Los hombres de Louis Van Gaal, que recordó en rueda de prenda que estaban ante un “enfrentamiento histórico y tradicional”, no convencieron y fueron tradicionalmente aburridos, como en casi todos los partidos que ha disputado este curso.

El Liverpool, con la baja del brasileño Lucas Leiva por lesión y con algo más de ganas de ir a por el choque, tal vez por estar ante su público, contó con casi todas las oportunidades de la primera parte. No fueron muchas, pero suficientes para marcharse al descanso por delante en el marcador.

La primera y más clara fue un penalti cometido por Memphis Depay que no desaprovechó Daniel Sturridge. David De Gea tocó la pelota y estuvo a punto de salvar el 1-0, pero finalmente el balón entró en la portería del Manchester United y el Liverpool consiguió una ventaja antes del descanso merecida.

Pudo ser mayor, pero De Gea salvó a sus compañeros con una estirada prodigiosa a un disparo de Coutinho, que ya celebraba su gol cuando apareció la manopla del portero español para dar vida al equipo de Van Gaal. Antes del descanso, aún tuvo tiempo de sacar otra a Sturridge, que lo intentó a bocajarro sin éxito por culpa del ex portero del Atlético de Madrid.

En la reanudación, el choque siguió por los mismos derroteros, con el Liverpool dominador a base de arranques y con De Gea en plan salvador para los suyos. Sus paradas siguieron siendo fundamentales y continuó sacando balones al equipo del técnico alemán Jürgen Klopp.

Coutinho fue el siguiente en probar con un disparo lejano que despejó a córner el portero del Manchester United tras una estirada voladora que evitó el segundo y que precedió a la desesperación de Nathaniel Clyne, que chocó con De Gea tras un derechazo lejano muy envenenado.

Al final, aunque el brasileño Roberto Firmino volvió a batir a De Gea por culpa de una defensa que le dejó vendido en el segundo tanto, el foco del choque apuntó al portero de los “Red Devils”. Si el Manchester sigue con vida, es gracias al meta español, que detuvo casi todo lo que le llegó a la portería. Sólo un penalti, que casi salvó, y un trallazo dentro del área, fueron capaces de doblegar a un guardameta superior.

— Ficha técnica:

2.- Liverpool: Mignolet; Clyne, Lovren, Sakho, Alberto Moreno; Henderson, Can, Lallana; Coutinho, Sturridge (Allen, min. 64) y Firmino (Origi, min. 84)

0.- Manchester United: De Gea; Varela, Smalling, Blind, Rojo; Fellaini, Mata (Ander Herrera, min. 79), Schneiderlin (Scheweinsteiger, min. 80); Martial, Rashford (Carrick, min. 46) y Depay;

Goles: 1-0, min. 19: Sturridge, de penalti; 2-0, min. 75: Firmino fusila dentro del área pequeña a De Gea.

Árbitro: Carlos Velasco Carballo (España). Mostró cartulina amarilla a Henderson (min. 3), Lovren (min. 43) y Coutinho (min. 49) por parte del Liverpool y a Depay (min. 19) y a Rashford (min. 44) y a Fellaini (min. 60) por parte del Manchester United.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la Liga Europa disputado en el estadio Anfield del Liverpool ante cerca de 40.000 espectadores. EFE