La selección de Gales, semifinalista de la última Eurocopa de Francia, inició este lunes su camino hacia el Mundial de Rusia 2018 con una contundente goleada sobre la débil Moldavia, número 165 en el ránking de la FIFA (4-0).

Gareth Bale, autor de dos goles y una asistencia, y compañía recibieron en el Cardiff City Stadium a la ‘cenicienta’ del Grupo D, un rival que de sus últimos 18 partidos oficiales sólo ha ganado dos, ambos frente a Andorra.

Tras su sobresaliente papel en Francia 2016, los ‘Dragones’, sin el lesionado Aaron Ramsey (Arsenal), arrancaron la fase de clasificación para la Copa del Mundo de la mejor manera posible.

El inicio del choque, sin embargo, se le atragantó a Chris Coleman y a sus hombres, que se toparon con una Moldavia que se limitó a esperar atrás, especular, perder tiempo e intentar aprovechar algún error rival con la velocidad de Cebutaru y Gînsari.

La primera ocasión con ligero peligro de los locales llegó a los 14 minutos de juego, con un disparo de Joe Ledley desde el balcón del área que atrapó manso el guardameta Cebanu.

Al filo de la media hora, Bale, el mejor del partido, estuvo cerca de poner por delante a los suyos con una falta lateral que se fue cerrando y no encontró rematador y pasó a centímetros de la portería moldava.

La insistencia de los ‘Dragones’ tuvo su recompensa poco después, y a los 37 minutos lograron romper la resistencia visitante merced a un buen tanto del delantero Sam Vokes, titular hoy en detrimento de Hal Robson-Kanu.

El ariete del Burnley cabeceó al fondo de la red un magnífico centro desde la derecha de Bale para subir el 1-0 al marcador ante el alivio de Coleman y el júbilo de los aficionados presentes en el Cardiff City Stadium.

Apenas un par de minutos después el futbolista del Real Madrid estuvo cerca de obtener recompensa a su infatigable trabajo, pero su disparo desde unos 30 metros lo desvió un seguro Cebanu a saque de esquina con una gran estirada.

Sin embargo, en la siguiente jugada, Gales dobló su ventaja gracias a Joe Allen. El nuevo jugador del Stoke City recogió el córner y, desde dentro del área, soltó un disparo raso que superó el mar de piernas moldavas y se alojó en el fondo de la red para subir el 2-0 al marcador y estrenar su cuenta anotadora con la selección.

A la vuelta de vestuarios, y con el partido prácticamente sentenciado, Bale se unió a la fiesta al aprovechar un fallo garrafal de Jardan en la entrega -le pasó el balón al futbolista del Real Madrid- para plantarse solo ante Cebanu y picar de forma magistral la redonda para poner el 3-0 en el marcador.

El futbolista del Real Madrid redondeó la goleada en el tiempo de descuento con un tanto de penalti que él mismo provocó. Con estos dos goles, el ’11’ sumó 24 tantos con su selección y superó en la clasificación a Trevor Ford e Ivo Allchurch (23) y se colocó a sólo cuatro de Ian Rush, máximo artillero histórico de los ‘Dragones’ (28).

Con este contundente resultado, Bale y compañía dieron este lunes el primer paso para guiar a Gales a la anhelada Copa del Mundo de Rusia 2018, el que sería su primer Mundial desde Suecia 1958.

– Ficha técnica:

4 – Gales: Hennessey; Gunter, Chester, A.Williams (Collins, m.82), Davies, Taylor; Ledley (Huws, m.67), Allen, King; Bale y Vokes (Robson-Kanu, m.74).

0 – Moldavia: Cebanu; Jardan, Cascaval, Epureanu, Armas; Ionita, Gatcan, Cojocari, Dedov (Mihailov, m.84), Cebutaru (Sidorenco, m.74) y Gînsari (Bugaev, m.74).

Goles: 1-0, m.37: Vokes. 2-0, m.43: Allen. 3-0, m.50: Bale. 4-0, m.95: Bale (p).

Árbitro: Liran Liany (ISR). Amonestó a Dedov (m.11), de Moldavia.

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada del Grupo D de la fase de clasificación para la Copa del Mundo de Rusia 2018, disputado en el Cardiff City Stadium (Gales). EFE