Gales y Bélgica intentarán lograr mañana el pase a semifinales de la Eurocopa con sus respectivas estrellas, Gareth Bale y Eden Hazard, como gran esperanza para colocar a sus equipos entre las cuatro mejores selecciones de Europa tras décadas sin paladear las mieles de las grandes citas internacionales.

Los galeses, que apenas recuerdan la clasificación a semifinales que lograron en el Mundial de 1958, están ante el gran partido de su vida para muchos de sus aficionados.

A su favor pesa el excelente estado de forma de Bale, autor de siete de los once goles de los suyos en la fase de clasificación y de otros tres tantos y una asistencia en Francia, lo que le sitúa como uno de los favoritos para llevarse la Bota de Oro.

En el camino hacia la Eurocopa, la victoria de Gales contra Bélgica supuso, según Bale, un punto de inflexión en la progresión de la selección nacional.

“Desde esa noche, pasamos a otro nivel”, declaró el atacante del Real Madrid, de 26 años, referente de la única selección del Reino Unido en la Eurocopa tras las eliminaciones de Inglaterra e Irlanda del Norte.

Bélgica, que logró llegar a las semifinales del Mundial de México 1986, están algo más acostumbrados a disputar fases finales de competiciones internacionales y llegan a Francia como una de las selecciones favoritas para llevarse el torneo.

Su derrota por 2-0 ante Italia en su primer partido en Francia enfrió los ánimos de los “diablos rojos”.

Pero el exitoso cambio de posición de Kevin De Bruyne, que dejó la banda para ejercer de “diez” en el centro del ataque, sumada a las victorias de los de Marc Wilmots ante Irlanda, Suecia y Hungría, con 8 goles a favor y ninguno en contra, han vuelto a situar las expectativas en lo más alto.

Los belgas no podrán contar con el defensa del Barcelona Thomas Vermalen, suspendido, y todo apunta a que su lugar lo ocupará Jordan Lukaku, hermano pequeño del delantero Romelu Lukako, que se espera esté en el once titular.

“Por supuesto, es divertido estar en el equipo con mi hermano. Solo tiene un año más que yo y tenemos mucha cercanía. Si pudiéramos ser titulares el viernes sería muy especial para nosotros”, declaró el menor de los Lukaku.

Pero la gran incógnita belga reside en el estado físico de Hazard, de 26 años, tocado en el cuádriceps de la pierna izquierda en el partido de octavos contra Austria y duda para el partido de mañana en el Estadio Pierre-Mauroy de Lille, ciudad fronteriza con Bélgica.

Wilmots confía en que el jugador del Chelsea esté recuperado para mañana, pero ha avisado de que no va a forzar a su estrella.

El vencedor del duelo sabrá al término del encuentro quién será su rival para hacerse con una plaza en la final, pues se medirán contra el ganador del Polonia-Portugal que se disputa hoy, jueves.

– Alineaciones probables:

Gales: Hennessey; Chester, A. Williams (C), B. Davies, Gunter, Ledley, Allen, Taylor, Ramsey, Bale, Robson-Kanu o Vokes.

Bélgica: Courtois; Meunier, Alderweireld, Denayer o J. Lukaku, Vertonghen, Witsel, Nainggolan; Carrasco, De Bruyne Hazard (C) y R. Lukaku.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia).

Estadio Pierre-Mayroy de Lille a las 14.00 horas.
—————————————————————-

Partido de los cuartos de final de la Eurocopa.

Gales eliminó en cuartos a Irlanda del Norte (1-0) y Bélgica a Hungría (0-4).

La clave: Gareth Bale contra Hazard y De Bruyne. El galés lucha por terminar como Bota de Oro del torneo y Bélgica como el equipo más goleador.

El dato: De los siete encuentros disputados entre ambos equipos, Bélgica lidera los enfrentamientos con 5 victorias, 3 empates y 4 derrotas.

La frase: Marc Wilmots, seleccionador de Bélgica: “Intentaremos que Hazard esté al 100 %. Las ganas están el ritmo también pero lo que me interesa son sus cuádriceps”.

 

EFE