Comenzar ante su público una Eurocopa que se desarrolla en su país, soportar la presión de ser una de las favoritas, es el reto al que este viernes se enfrenta Francia ante una de las mejores defensas del campeonato, Rumanía, que tratará de aguar la fiesta local.

Los de Didier Deschamps tienen poco margen de maniobra porque del resultado del duelo que mañana dará el banderazo de salida en el Estadio de Francia a la competición dependerá gran parte de la aventura francesa.

Y de la Eurocopa en general, puesto que los recientes atentados en París y Bruselas han creado un ambiente de inseguridad que parece nublar la alegría que se le supone a este tipo de eventos y que llegará si la selección local mantiene altas sus espectativas.

El seleccionador francés ha conseguido conservar el buen ambiente en un equipo que llega con buenos resultados en los amistosos que ha encadenado en los dos últimos años, pero que en las últimas semanas no ha parado de recibir noticias negativas.

No ha habido una línea de juego en la que Deschamps no haya perdido un titular, bien por las lesiones, bien por problemas de dopaje, bien porque la actualidad judicial se ha interpuesto en el camino de algunos hombres importantes, como Karim Benzema, apartado por su presunta implicación en un caso de chantaje con un vídeo sexual a Mathieu Valbuena.

Pero sin duda la zaga ha sido la más afectada, sin los dos centrales titulares para el seleccionador francés, que ha tenido que improvisar para afrontar la competición que lleva preparando con celo durante 24 meses.

Raphael Varane y Mamadou Sakho, lesionado el primero, dudoso de dopaje el segundo, no estarán en la Eurocopa y su puesto será ocupado por Laurent Koscielny y Adil Rami, poco acostumbrados a jugar juntos en el eje de la defensa.

En el centro del campo a última hora se marchó por lesión Lass Diarra, llamado a ser el pilar de esa línea, y el inexperto N’Golo Kanté, que solo cuenta con 4 partidos internacionales, ha emergido como una pieza clave del dispositivo.

Delante, sin Benzema, que era el atacante preferido de Deschamps, Francia se pone en manos de Anotine Griezmann, que puede salir de esta Eurocopa como un héroe nacional o como un villano; sin olvidar que Olivier Giroud es el “9” habitual y el hombre más apropiado para apretar el gatillo.

Junto a ellos otra sorpresa, Dimitri Payet, cuyo buen rendimiento con el West Ham y con la selección en las últimas semanas le han propulsado a un tridente casi inédito con el que Francia tratará de compensar las carencias defensivas.

Paradójicamente, esa Francia con pies de barro debuta ante un equipo que se ha ganado la reputación de ser un muro defensivo, el menos goleado de la fase de clasificación, pero carente de grandes estrellas.

En las últimas semanas, en la concentración de Francia en el palacio de Clairefontaine, los periodistas se han divertido preguntando a los “bleus” por los rumanos. Poca o ninguna información.

Agazapados tratarán de sorprender a una Francia que ellos conocen perfectamente, como se ha encargado de demostrar el seleccionador adjunto, Viorel Moldovan.

Lejos quedan los tiempos de los Lacatus, los Hagi, los Popescu, los Chivu, el último que ha colgado las botas, o del propio Anghel Iordanescu, que ahora es el entrenador de un equipo sin nombres de relevancia.

A parte de Ciprian Tutarusanu, portero de la Fiorentina, y de Vlad Chiriches, defensa no titular en el Nápoles, pocos nombres destacan en la formación rumana.

Por eso, el colectivo y la fuerza defensiva son sus señas de identidad, aunque, como advierte Moldovan, “contra Francia no vale solo con defender, habrá que ser muy agresivos y obligarles a ellos a retrasarse lo más posible”.

Sin grandes ambiciones, Rumanía cuenta con un buen resultado para tener opciones de clasificación en un grupo accesible.

– Alineaciones probables:

Francia: Lloris; Sagna, Rami, Koscielny, Évra; Pogba, Kanté, Matuidi; Griezmann, Giroud, Payet

Rumanía: Tatarusanu; Rat, Chiriches, Grigore, Sapunaru; Hoban, Popa, Torje, Sanmartean, Stanciu; Andone

Árbitro: Viktor Kassai (HUN)

Estadio: Estadio de Francia de Saint Denis

Hora: 14.00 horas

Puestos: Francia (0 puntos); Rumnía (0 puntos)

Las claves: Griezmann, Giroud y Payet, confrontados a la mejor defensa de la fase de clasificación.

El dato: Francia nunca ha perdido en partido oficial contra Rumanía, aunque 4 de los últimos 5 duelos acabaron en empate.

La frase: Bacary Sagna: “Tengo empleados rumanos en mi domicilio”.

 

EFE