La web “Football Leaks” desveló un acuerdo entre el representante del central mexicano Diego Reyes y el Oporto, por el que el club luso, supuestamente, acordaba pagar hasta 1,2 millones de euros en comisiones.

De acuerdo con el documento divulgado, el representante Matías Bunge, junto con el Grupo Comercializador Cónclave, tenía derecho embolsarse 700.000 euros seis meses después de la firma del jugador por el Oporto (julio del 2013).

En caso de que Reyes (hoy cedido a la Real Sociedad) fuese traspasado en definitivo a otro club, el representante se llevaría “300.000 euros adicionales” y, si renovase con el Oporto, se añadirían otros 200.000.

El internacional mexicano Reyes, de 23 años, jugó entre el 2013 y el 2015 en el Oporto, club que lo cedió este curso a la Real Sociedad.

El portal “Football Leaks” -cuyos autores se mantienen en el anonimato y de los que sólo se sabe que son portugueses- defienden esta iniciativa como una forma de favorecer la transparencia en el mundo del fútbol.

Sin embargo, muchos les acusan de haber accedido a los papeles a través de ataques informáticos e incluso de intentar chantajear a los afectados. EFE