Fiorentina obtuvo su primera victoria en el Grupo J de la Europa League, al vencer de manera autoritaria 5-1 a su rival azerbaiyano Qarabag, en partido en el que el defensor mexicano Carlos Salcedo jugó de inicio a fin.La acción que definió el rumbo del encuentro fue la del defensa azerbaiyano Elvin Yunuszade, quien al minuto 30 desvió el esférico con la mano en una oportunidad clara de gol, por lo que fue sancionado con expulsión y dejó con 10 hombres a su escuadra.

Esta ventaja fue aprovechada por el cuadro viola, que, al minuto 39, abrió el marcador cuando el senegalés Khouma Babacar oportunamente empujó un rebote dentro del área, lo que sorprendió al guardameta bosnio Ibrahim Sehic.

Este solo fue el comienzo de la atareada tarde para el cancerbero, puesto que cuatro minutos más tarde el uruguayo Sebastián Cristóforo condujo el balón dentro del área y con un pase de taco habilitó al croata Nikola Kalinic para marcar el segundo tanto del día.

Ya en tiempo agregado del primer lapso, a punto de ir al descanso, Babacar repitió la satisfacción gracias a un centro de Kalinic, quie vio a su compañero entrar al remolque por el centro del área y tocó el balón de tal forma que solo debió empujarlo contra la red.

Para la segunda mitad, el argentino Mauro Zárate entró como suplente. Este movimiento selló la victoria ya que el sudamericano fue autor de las siguientes dos anotaciones de su equipo al minuto 63 y al 78, éste con un disparo a balón parado.

En tiempo agregado y con el partido dominado, los defensores de Fiorentina se relajaron, lo que aprovechó el sudafricano Dino Ndlovu para anotar el único gol de su bando, lo que molestó al técnico portugués Paulo Sousa.

Esta victoria fue la primera para Fiorentina y se sumó a un empate conseguido previamente. El triunfo los mantiene como líderes de su grupo, en empate con el club griego PAOK, que derrotó 2-1 al checo Slovan Liberec.

NTX