Fernando Torres, delantero del Atlético de Madrid, enfocó este lunes la mirada en el partido más inmediato contra el Athletic Club en el nuevo San Mamés, con su equipo igualado a puntos con el liderato del Barcelona, en un momento “muy bonito” y en una “buena posición para seguir creyendo, nada más”.

No hay nada más en su mente que ese encuentro. Ni la renovación, ni las semifinales de la Liga de Campeones, ni la selección española. Está encantado de jugar con el Atlético: “A mí, cada vez que escucho hablar a Luiz Pereira, Gárate o Adelardo me hace sentirme más orgulloso de ser atlético por los valores que representan”.

“Me encanta el mensaje del los atléticos, su humildad y el momento de euforia que estamos viviendo, pero siempre sabiendo que lo más importante es lo que viene inmediatamente y que está muy bien soñar, pero que hay que estar bien despiertos, así que nos fijamos en el miércoles, en el partido en Bilbao, y ya tendremos tiempo de solucionar lo que viene después”, explicó en un acto de ‘LG’.

El Atlético va “partido a partido”, igualado ya con el Barcelona en puntos en la cima de la Liga y en semifinales de la Liga de Campeones. “Hay que dar los pasos uno a uno, no saltarse ninguno, porque quizá no llegues. Tenemos algo muy bonito por delante empezando por el miércoles. Es lo que tenemos que mirar. Lo que venga más allá queda muy lejos”, dijo el ariete

La pregunta era sobre si se veía en la Eurocopa 2016. “Me veo el miércoles en Bilbao”, apuntó entonces el atacante, que, minutos después, interrogado de nuevo por la selección española, respondió: “Sólo me interesa hoy el Atleti”.

Y su equipo, el Atleti, tiene dos frentes abiertos: la Liga y la Liga de Campeones. “Es normal que la afición esté ilusionada. Todos estamos ilusionados y todos estamos disfrutando de un momento muy bonito. Pero queremos y creemos que lo mejor esté por llegar. No hay que conformarse con lo que hemos conseguido, sino siempre querer más desde el trabajo y desde la humildad. Hemos demostrado que entendemos que lo importante es el equipo. Es lo que nos ha llevado a esta situación. Creemos en lo que hacemos y en este camino”, dijo.

“No hay que dejar de creer; en el fútbol puede pasar de todo. Quién iba a decirnos hace un mes que la situación hoy iba a ser la que es. Si bajas los brazos y empiezas a mirar a otra competición, a otro sitio, posiblemente no estaríamos en la situación que estamos. Hemos creído que con nuestro trabajo podemos acercarnos, hemos tenido la fortuna de que el Barcelona se ha dejado puntos y hay la situación es muy diferente. No hay que dejar de creer”, remarcó.

“Los mayores exponentes y los que más creen en esto es nuestra afición, que ha estado creyendo desde el primer día y ahí tienen la recompensa. El partido de vuelta con el Barcelona fue espectacular y tienen un premio más que son las semifinales”, prosiguió Torres.

Aunque está centrado en el encuentro del miércoles en San Mamés, Torres también habló del duelo europeo contra el Bayern Múnich: “La Champions es un reto muy bonito. Va a ser un partido fantástico, donde todos los atléticos vamos a disfrutar muchísimo, pero es algo que queda muy lejos. Tenemos aún dos partidos por delante y cuanto mejor lo hagamos en la Liga, sacar los tres puntos en Bilbao, nos va a acercar a llegar mejor al siguiente y a la Champions”.

“No sirve pensar en lo que va a venir después sin centrarnos en lo que viene inmediatamente. Pero más allá de eso es algo con lo que todos estamos emocionados. Es una situación muy bonita, un momento para disfrutar y hay que mantenerlo”, recalcó Torres, cuyo equipo tiene ante sí dos posibilidades de título, en la Liga y en Europa.

Un ‘doblete’ que ya vivió él como canterano, cuando tenía diez años, cuando el Atlético ganó Liga y Copa del Rey en 1996.

“Para llegar a esta situación quedan muchos partidos por solucionar por delante. Tuve la suerte de vivir el doblete (1995-96) y son recuerdos que tengo muy recientes. No se me olvidan los detalles, la emoción de la gente. Es un sueño que tengo de vivir como jugador, pero para eso queda muchísimo. Este último mes va a ser muy intenso y no podemos apartar la vista de lo más inmediato”, remarcó.

Su ambición, su desafío y su ilusión es ganar títulos con el Atlético, el club de su vida. Cuando volvió al conjunto rojiblanco en diciembre de 2014, Torres sabía que venir a pelear por títulos “era algo real”.

“Es lo único que me falta por vivir en este club. Sería fantástico poder tener ese recuerdo dentro de unos años cuando mires atrás y veas lo que has conseguido en el club que te dio la oportunidad de jugar al fútbol. Y el único camino hacia eso es el trabajo. Estamos en una buena posición para seguir creyendo, nada más. Queda muchísimo trabajo por delante”, explicó.

Fernando Torres está “feliz”, por el momento del equipo, por el suyo, con cuatro goles en los últimos cuatro encuentros, y por “tener continuidad”: “Eso es lo que más feliz me hace, haber conseguido tener en los últimos partidos un sitio en el equipo, hacer goles que ayudan a conseguir puntos y acercarnos a los objetivos del club”.

Ya tiene el prioritario, el pase a la Liga de Campeones del próximo curso de forma directa. “Y, a partir de ahí, lo que venga será crecer”, apuntó Torres, que, “cada vez”, se fija “menos en las críticas o las abalanzas” y que habla de trabajo, trabajo y trabajo, “el único camino para conseguir los éxitos y los objetivos”.

“Es lo que me ha llevado a estar en esta situación y es lo que nunca va a faltar. Trabajo. Y cuanto las cosas vayan mal, más trabajo. Es lo que me han enseñado en este club cuando entré con diez años y es el camino que voy a llevar hasta que un día levante la mano y esto se termine, que para eso queda mucho”, aseguró.

Torres insistió en que su renovación con el Atlético “no es algo importante” en este momento: “Sólo me preocupa disfrutar y jugar en el equipo que quiero estar; disfrutar de un momento muy bonito, de mis compañeros y de que podamos sacar todo lo que tenemos por delante de la mejor manera. Lo demás, ya habrá tiempo de hablar”.

 

EFE