El español Fernando Alonso (McLaren), que no correrá el Gran Premio de Bahréin tras no recibir la autorización de los médicos de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) dijo que tiene “alguna costilla fracturada”, por lo que era “arriesgado” pilotar, ya que se podría poner en peligro “el pulmón”.

Alonso hizo estas declaraciones este jueves en el circuito de Sakhir, donde añadió que “no es seguro al cien por cien que pueda correr en China”, pero que espera “que sí”.

“Estoy algo decepcionado, obviamente. Todos queremos correr. Somos competidores, pilotos y queremos competir, amamos el deporte”, explicó Alonso.

“Así que cuando llegas aquí y no puedes ni siquiera intentarlo, es siempre triste. Pero es entendible y respeto a la decisión de los médicos”, indicó Alonso este jueves durante la conferencia de prensa oficial de la FIA en el circuito de Sakhir, en el que el doble campeón mundial asturiano es el único que ha ganado en tres ocasiones (2005, 2006 y 2010).

“Ha pasado días con dolor, pero estaba dispuesto a soportarlo. Pero los médicos han considerado que hay otros riesgos a tener en cuenta y hay que intentar minimizar todo tipo de riesgos. He venido aquí y he intentado correr hasta el último momento. Así que estoy triste, pero las cosas son como son”, explicó Alonso este jueves en Baréin.

El asturiano también habló sobre su posible participación en el próximo Gran Premio, dentro de dos semanas, en Shanghái: “No es seguro al cien por cien que vaya a poder correr en China, pero espero que sí”, afirmó.

“Ante tendré que pasar otros exámenes médicos, en ocho o diez días; y después de los exámenes la FIA evaluará de nuevo, tal y como ha hecho ahora. Lo primero de todo es la seguridad, así que espero que todo esté ‘OK’, aunque habrá que esperar al siguiente chequeo”, indicó Alonso.

Preguntado acerca de si podía ser algo más explícito en cuanto al alcance de sus lesiones y sobre cuáles podrían ser los riesgos que se quieren prevenir, Alonsodeclaró: “Bueno, por resumir un poco: la pasada semana estaba bien el domingo (el día del accidente); me dolía un poco la rodilla, pero nada importante. Los médicos me dieron luz verde para abandonar el circuito y todo estaba ‘ok'”.

“El lunes, sentía algunos dolores generales, pero nada serio. Volé de regreso a casa. Llegué a España y el dolor era similar o algo superior, así que decidimos hacer un chequeo apropiado, una tomografía computarizada”, explicó.

“Tenía un pequeño neumotórax en el pulmón. Así que seguimos el consejo de los médicos de descansar en casa, esperar a recobrar la normalidad y repetir la prueba el pasado lunes”.

“El neumotórax sigue más o menos igual, pero tengo algunas fracturas en las costillas y debido a eso, es arriesgado pilotar, ya que la Fórmula Uno es un deporte muy especial, en el que hay que llevar una posición única en el coche”, indicó

“Y luego están las fuerzas G, que también podrían ocasionar que alguna costilla fracturada se clavase en el pulmón. Así que, sí; no se trata de una pierna rota o de un brazo roto, que podría ocasionar un dolor soportable: se trata del pecho, una zona donde hay órganos”, explicó este jueves en Bahréin el genial piloto asturiano.

Acerca de si está preocupado por el hecho de que, tanto la pasada temporada, como ésta, las ha iniciado con sendos accidentes, Fernando contestó: “No; realmente, no. He tenido mucha suerte durante toda mi carrera”.

“Éste es mi decimosexto año en Fórmula Uno y es normal que tengas algún accidente de vez en cuando. Sucedió lamentablemente estos dos últimos años. Dos accidentes que me han hecho perder una carrera”, comentó Alonso.
EFE