El suizo Roger Federer, primer cabeza de serie, rubricó este jueves su primer triunfo en el torneo de tenis de Stuttgart (Alemania), donde es debutante, al frenar con un ajustado 6-4, 5-7 y 6-4 al estadounidense Taylor Fritz, de 18 años y número 65 del ranking de la ATP.

Vestido de azul eléctrico, el jugador de Basilea reapareció en la pista central del complejo deportivo de Weissenhof con el propósito de cerrar su pase a la tercera ronda tras el favorable 4-3 en la jornada del miércoles, antes de que la lluvia le obligara a posponer el desenlace del partido.

Esta mañana la meteorología ofreció una tregua a los tenistas aunque, bajo un cielo nublado, fue Taylor Fritz el que se permitió soñar con la hazaña.

Pese a ceder la primera manga por 6-4, el estadounidense creyó en el triunfo ante el exnúmero uno del mundo, ausente de Roland Garros por un problema de espalda, y alejado de la competición desde su eliminación en los octavos de final del torneo de Roma ante el austríaco Dominic Thiem.

Roger Federer acusó su falta de rodaje frente a un jugador que se lo “puso realmente difícil”. “Él es uno de los referentes de la nueva generación y en el segundo set supo pelear”, comentó luego sobre la pista.

Con el desafío de triunfar por octava vez en Wimbledon en su horizonte más próximo, Roger Federer se rehizo tras entregar el segundo parcial y aprovechó los errores de su oponente en el tramo final de la tercera manga para continuar su andadura.

Recuperado ya de la lesión en la espalda que le obligó a causar baja en algunas citas sobre arcilla, entre ellas, la citada de Roland Garros, el suizo se medirá en cuartos de final con el alemán Florian Mayer, número 226 del mundo.

 

EFE