El suizo Roger Federer y el británico Andy Murray volvieron a pisar la tierra batida para avanzar a los octavos de final del Masters 1000 de Montecarlo, con victorias ante el español Guillermo García López y el francés Pierre-Hugues Herbert, respectivamente.

Casi 10 semanas después de su último partido, en las semifinales del Abierto de Australia, tras pasar por el quirófano el 3 de febrero por una artroscopia en la rodilla izquierda y tras un intento fallido en Miami, donde no jugó debido a una gastroenteritis,Federer, finalista el pasado año, superó al español, por 6-3 y 6-4, en 74 minutos.

Había dudas sobre la respuesta de la rodilla de Federer y su inactividad. Además, debutar en tierra y contra un español no significaba el debut ideal. Pero la pierna del suizo respondió y también su juego para marcar la cuarta victoria sobre García-López, la primera en tierra, que sigue sin ganar un set al de Basilea en los cuatro encuentros.

Federer lució en sus zapatillas los números 4.13.16 en un homenaje al estadounidense Kobe Bryant, que este miércoles disputará su último partido con Los Angeles Lakers. El suizo, que busca su primer título en este torneo donde ha sido cuatro veces finalista, se medirá en su segundo encuentro con el ganador del encuentro entre el español Roberto Bautista Agut y el francés Jeremy Chardy.

Semifinalista en 2009 y 2011 (en las dos ocasiones contra Rafael Nadal), Andy Murray se dejó un set en el encuentro contra Herbert, de la fase previa, antes de vencer por 6-2, 4-6 y 6-3. Ganador la pasada temporada de sus primeros dos torneos sobre tierra, el Masters 1000 de Madrid y en Munich, y triunfador luego en la Copa Davis, el de Dunblane necesitó dos horas y seis minutos para imponerse.

Ganar la Davis significó mucho para Murray pero restó tiempo para su pretemporada. Luego alcanzó por quinta vez la final del Abierto de Australia y el desgaste se notó después con dos derrotas inesperadas: Indian Wells (cayó contra Federico Delbonis) y Miami (Grigor Dimitrov), ambas en la tercera ronda. Padre de su primer hijo, una niña a la que bautizó con el nombre de Sophia Olivia, el británico aspira en esta temporada a brillar en tierra como en el 2015.

El tenis español sumó tres derrotas en la jornada matinal. Feliciano López cayó ante el belga David Goffin (7-5, 6-0), Daniel Gimeno Traver ante el uruguayo Pablo Cuevas (7-6, 6-7 y 7-6), y la de García-López ante Federer.

Gracias a una invitación especial pues ocupa esta semana el puesto 88 del mundo, Fernando Verdasco entró en el cuadro principal donde fue finalista en 2010, y superó al argentino Federico Delbonis, reciente ganador en Marraquech, por 6-0 y 6-3 en 57 minutos, para intentar vengar ahora la derrota de su amigo Feliciano contra Goffin.

Este miércoles se producirá el debut del serbio Novak Djokovic, ante el checo Jiri Vesely, que este martes venció al ruso Teimuraz Gabashvilll, por 7-5 y 7-5, y de Rafael Nadal, campeón en ocho ocasiones en el Principado, ante el británico de origen esloveno Aljaz Bedene.

 

EFE.