El suizo Roger Federer doblegó al serbio Novak Djokovic por 7-5, 6-2, en una hora y 17 minutos, en las Finales de Maestros de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), que se lleva cabo en esta ciudad.

De las únicas seis derrotas que Djokovic presenta en su historial en 2015, la mitad se produjeron a manos del helvético, en la final del Dubái, así como el Masters 1000 de Cincinnati, además de ésta en la pista dura cubierta londinense.

En el segundo partido de los mejores tenistas del mundo, el juego inicial, Djokovic arañó su primera opción de break, la única del primer parcial y Federer logró salvarla con éxito con un gran servicio, un golpe con el que se aseguró el 76 por ciento de los puntos que puso en juego.

Un error con la derecha de “Djoker”, concedió la primera bola de set para el helvético. Aunque no pudo aprovecharla, un minuto después disfrutó de su segunda opción para cerrar la manga con un toque en la red que cayó en la línea (7-5).

El break, que sirvió para abrochar el primer set, pareció dejar tocado a Djokovic, incapaz de precisar los mismos golpes que le permitían lucir una racha de 23 victorias consecutivas antes de este encuentro.

Federer continuó con su versión arrolladora y con un nuevo quiebre se marchó en el marcador (2-0). Sin embargo, cuando “Nole” parecía perdido, volvió a sacarse un puñado de recurso de su inagotable chistera para devolver el parcial al suizo (2-2).

Roger Federer, que controlaba al milímetro todas las medidas de la pista, para conectar un passing shot de revés o para acertar con un saque directo, logró seis durante todo el partido.

A un nivel impecable, el suizo volvió a encontrar un break que Djokovic ya no podría recuperar. Así, la raqueta número tres consolidó su segunda victoria en dos partidos para colocarse al frente del Grupo Stan Smith y asegurar su clasificación a semifinales.

NTX