El tenista suizo Roger Federer, en una hora y 17 minutos, superó al argentino Leonardo Mayer, con marcador de 6-1, 6-2 y 6-2, con lo cual avanzó a segunda ronda del Abierto de Estados Unidos.

Con esta victoria, además, Federer empató con Ivan Lendl en la tercera posición de triunfos acumulados en el último grande del año, con un total de 73.

La raqueta número dos del mundo salió con la señal de alerta activada. Delante tenía a un jugador que quedó a dos puestos de entrar como sembrado, el mismo que tuvo cinco puntos de partido en el único enfrentamiento registrado entre ambos.

Ambos jugadores, que compartieron sesión de entrenamiento días antes del sorteo del cuadro, salieron a la pista Arthur Ashe bajo un tremendo calor. Federer hizo gala de experiencia y en su décima sexta primera ronda en Nueva York controló el match sin mayores sobresaltos.

En 13 minutos ya dominaba el primer set por 4-0 y cerró el parcial inicial en 22 minutos, sin lograr un gran porcentaje de primeros servicios, con 48 por ciento, pero sin cometer apenas errores no forzados.

Una doble falta de Mayer entregó el primer break de la segunda manga, ya en el quinto juego. Inquebrantable en el servicio, Federer prosiguió, pues faltaban ocho minutos para que se cumpliera la primera hora de partido y cerraba la segunda manga con estilo: un poderoso smash que le ponía dos sets a cero.

Federer pisó el acelerador en la tercera manga y no dio ninguna opción a un Mayer que se quedó sin argumentos ante el suizo. El número dos del mundo terminó el duelo con 29 golpes ganadores, 16 más que el argentino.

NTX