El tenista suizo Roger Federer dijo hoy que sintió “miedo” sobre la recuperación de su cirugía de rodilla y se declaró listo para reaparecer mañana viernes ante el argentino Juan Martín del Potro.“Aquí estoy siete semanas y dos días después (de la cirugía) y estoy feliz, pero claro fue muy triste cuando me dieron la noticia, pensé que me iba a ir si ninguna (operación)”, señaló en rueda de prensa el ganador de 17 Grand Slam.

El jugador, de 34 años, se sometió a una cirugía artroscópica para reparar un menisco desgarrado un día después de su derrota en semifinales ante el serbio Novak Djokovic en el Abierto de Australia, en enero pasado.

El número tres del mundo destacó que “el progreso en muy poco tiempo ha sido increíble”, aunque confesó que se encuentra un poco “ansioso” en saber cómo reaccionará su rodilla durante la competencia.

Federer se medirá este viernes a Del Potro, quien fuera una vez número cuatro del mundo, y que avanzó tras vencer a su compatriota Guido Pella, 6-0, 7-6 (4). Para el argentino también será su primer torneo después de una cirugía de muñeca.

“Estamos en una situación similar, su lesión fue mucho más grave. No lo he visto jugar en su regreso y no sé qué esperar de él aunque mi coach lo vio jugar ayer, al final me voy a enfocar en mi juego y manejar los problemas que he tenido en los últimos meses”, indicó el europeo.

“Hemos tenido muy buenos juegos a través de los años. Dos veces a cinco sets en París, en el US Open también y otros lugares”, apuntó sobre su rivalidad con el argentino.

Sobre el polémico tema de la igualdad de salarios para las mujeres, que ha acaparado la atención en los últimos días, el suizo dijo que está a favor de premios similares para ambos sexos y que eso está pasando cada vez más en torneos como Indian Wells, Miami, Madrid y en todos los Slams.

“Creo que depende de qué torneos se está hablando. Tenemos que ser muy específicos sobre qué torneo es del que se está hablando”, reiteró.

Federer ganó el torneo de Miami en 2005 y 2006, pero no ha jugado en el que se disputa en las canchas duras del complejo Crandon Park de Cayo Vizcaíno en el sur Florida desde la edición de 2014, cuando perdió en cuartos de final con el japonés Kei Nishikori.

NTX