La Federación Internacional de Natación (FINA), informó que está pendiente la situación de los nadadores rusos Vladimir Morozov y Nikita Lobintsev para competir en los Juegos Olímpicos Río 2016.El Comité Olímpico Internacional (COI) decidió que las Federaciones Internacionales de cada deporte decidieran qué deportistas rusos pueden ser elegibles para Río 2016, luego del escándalo de uso de sustancias dopantes en el deporte de Rusia.

En un comunicado, la FINA estableció que tres miembros del COI deberán reunirse con federativos de la natación de Rusia para aclarar la situación de ambos deportistas.

“La FINA se opone totalmente al dopaje de cualquier forma en el deporte”, precisó en el comunicado y puso de ejemplo los dos mil 177 controles por sorpresa o fuera de competencia, entre enero y finales de julio del presente año, con una inversión de 1.8 millones de dólares.

También precisó que decidió revisar las muestras de los competidores rusos que intervinieron en el Campeonato Mundial de Natación Kazán 2015 y clasificaron para Río 2016, y en 15 de ellos no hay signo adverso.

NTX