Los problemas con el sistema electrónico del monoplaza dieron al piloto mexicano Esteban Gutiérrez una jornada limitada de entrenamientos para lo que será este domingo en el Gran Premio de España, quinta fecha del mundial de Fórmula Uno.Gutiérrez, quien no ha tenido un inicio esperado con dos registrados y dos abandonos, además de otras dos carreras sin llegar a los puntos, tuvo que batallar en el primer round para probar los neumáticos, dando un viernes de mucho trabajo para sus ingenieros.

“Fue muy difícil manejar en la práctica uno; no esperaba que las condiciones fueran buenas. Estaba soleado y el viento era leve. Esperaba tener una sensación clara de los neumáticos, por desgracia, no fue el caso en el compuesto medio”, detalló.

En total, el coche del equipo Haas, que conduce el mexicano, apenas pudo dar 27 vueltas a los 4.6 kilómetros del Circuito de Cataluña, esto debido a un fallo en la electrónica durante la segunda ronda, en la cual su acción solo se limitó a nueve giros.

“La segunda práctica fue un poco más complicada debido al viento, que afectó mucho al coche. Luego tuvimos un problema eléctrico, lo que me impidió volver a la pista”, subrayó.

Añadió que una que el equipo logró tener bien su coche, estará listo para conducir tan rápido como sea posible. “Eso es lo que me gusta hacer. Vamos a trabajar juntos como equipo para poner este coche en los puntos”.

De esta manera, Esteban concluyó las prácticas en la posición 17 y 21, mientras que su compañero, el francés Romain Grosjean, fue 16 y cerró en la posición 13 con 50 vueltas completadas al trazado barcelonés.

NTX