A pesar de la limitada acción que tuvo hoy en el Gran Premio de Australia, Esteban Gutiérrez trabajó con optimismo y disfrutó de su regreso a la categoría en el arranque de actividades del Gran Premio de Australia, primera fecha del Campeonato Mundial de Fórmula 1.La lluvia hizo de las suyas en el trazado de Albert Park, por lo que la mayor parte del trabajo se limitó al neumático de intermedio, el cual les arrojará pocos datos, si como señala el pronóstico, el resto de las actividades son sobre seco.

Más allá de ese hecho, queda el registro de que Haas completó sus primeras vueltas en un evento oficial de la categoría.

“Es increíble, finalmente estar en Melbourne, corriendo en la pista y haciendo historia para el equipo. Los muchachos han hecho un gran trabajo para que todo esté listo”, expuso el piloto.

Gutiérrez agregó que “las condiciones de hoy han sido muy variables. Sin embargo, corrimos tanto como pudimos para tener tanta información como sea posible para preparar el sábado. Obviamente tenemos trabajo que hacer para esta noche, pero tengo muchas ganas de regresar a la pista mañana”.

El regiomontano es parte de la planilla del equipo que debuta esta temporada en el “Gran Circo” y en su comienzo no lo hizo mal, al cerrar las actividades con el décimo primer mejor tiempo, en total fueron 32 vueltas las que el equipo pudo rodar, de ellas, Esteban dio 18 giros.

De esta manera terminó el primer acercamiento de la escudería estadunidense, con mucho por hacer y poco datos valiosos que obtener, sin embargo, queda de manifiesto que los coches lucen fiables, han estado exentos de problemas y aunque los demás equipos también han tenido un trabajo limitado, los tiempos los ponen de momento en la pelea de la media tabla.

NTX