El piloto mexicano Esteban Gutiérrez, quien está concentrado en Baréin, siguiente cita del campeonato mundial de fórmula 1, a disputarse el próximo fin de semana, presiente que el equipo puede dar todavía un más adelante en su rendimiento.

El debut de Haas en la categoría fue mejor de lo que esperaba con su compañero Romain Grosjean al llegar en el lugar sexto y le dio puntos a la escudería en su primera carrera, aunque en su caso un accidente con susto incluido evitó algo similar.

Sin embargo, para Gutiérrez eso ya quedó en el pasado y ahora mira positivo lo que puede suceder en el Medio Oriente, pues con lo que ha mostrado hasta ahora, el coche da para aventurarse en seguir dándole puntos a Haas, que es ahora el objetivo realmente alcanzable que se tiene en mente.

“Podemos ir a Baréin a dar nuestro siguiente hacia adelante como equipo. Tanto la organización como la comunicación no ha tenido mucho tiempo para respirar debido al duro trabajo en la construcción del coche y las pruebas en Barcelona y luego el primer Gran Premio.

“Con suerte, podremos consolidar las cosas y tener todo hecho y tratar de sacar lo mejor de nuestro potencial”, señaló en un boletín de prensa.

Explicó que debido a que no han podido probar suficientes cosas y todavía están en la etapa de aprendizaje con apenas una carrera disputada, hay poco que garantizar, pero la apuesta de todos en el equipo es fuerte, ya que ahora todo parece indicar que pueden entrenar sobre seco, justo lo que necesitan para tener la mayor cantidad de datos útiles.

“Es bastante impresionante que a pesar de que no hemos sido capaces de experimentar mucho, tenemos una muy buena línea de base. Por lo tanto, estoy con muchas ganas de llegar para conocer más cosas del coche para experimentar más y realmente trabajar en la mejor dirección para nuestra configuración”, indicó.

De esta manera, adelantó que el equipo tratará de sacarle todo el jugo posible a los libres en Baréin y una vez que eso suceda, si pueden tener un fin de semana sin complicaciones y podrán tener los dos coches una buena actuación. NTX