El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entregó este martes en la Residencia Oficial de Los Pinos los reconocimientos a los ganadores del Premio Nacional de Deportes y Premio Nacional de Mérito Deportivo 2015.

Acompañado por Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación Pública, y Alfredo Castillo Cervantes, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), el Primer Mandatario premió a los deportistas más destacados de 2015.

Los ganadores del Premio Nacional de Deportes 2015 fueron el triatleta Crisanto Grajales, al taekwondoín Saúl Gutiérrez, la nadadora paralímpica Nely Miranda, la levantadora de potencia Amalia Pérez, así como los entrenadores Eugenio Chimal y José Peláez.

El Premio Nacional de Mérito Deportivo 2015 fue entregado al nadador Guillermo Echevarría y Pérez por su trayectoria deportiva y a José Sulaimán Chagnón, quien obtuvo el galardón post mortem en la categoría del fomento, la protección o el impulso de la práctica de los deportes.

En la explanada Francisco I. Madero de la Residencia Oficial, el Jefe del Ejecutivo exaltó los valores y el esfuerzo de los exponentes del deporte que ponen en alto el nombre de México al conquistar grandes victorias en sus distintas disciplinas.

“Una de las virtudes que los deportistas mexicanos han demostrado en los últimos años es su anhelo y su capacidad para superarse a sí mismos, sus ganas de convertirse en los mejores del mundo. A quienes hemos reconocido el día de hoy son ejemplo de que en México sí es posible encontrar y ser talento, competir con cualquier otro del mundo y ganar.

”Esto no es más que el reconocimiento a la disciplina, a la dedicación y al sacrificio que tienen que hacer para destacar en las distintas justas deportivas en las que han participado”, puntualizó el Titular del Ejecutivo Federal.

Por su parte Alfredo Castillo, titular de la Conade, reconoció a los deportistas que día a día dan lo mejor de sí en cada entrenamiento y competencia que enfrentan.

“El Premio Nacional de Deportes, es el acto simbólico por medio del cual el Estado Mexicano reconoce aquéllos que han sido capaces de vencerse a sí mismos, cada día y cada noche al reto de la disciplina, la continuidad, la repetición, la rutina que forman las habilidades y las fortalezas físicas y mentales que los ubican entre los mejores de un país, de un continente o del mundo”, señaló el titular del máximo órgano rector del deporte en México.

De está forma el Estado Mexicano continúa compretido con el deporte del alto rendimiento en nuestro país.

COMUNICACIÓN