Athletic Club desperdició una ventaja de dos anotaciones y terminó “pidiendo la hora” contra Deportivo La Coruña, que en diez minutos revirtió la situación para empatar 2-2 en el estadio Riazor.

En un primer tiempo muy igualado, los “leones” consiguieron la ventaja 1-0 por conducto de una magistral volea de Iñaki Williams en un servicio de Mikel Balenziaga a los 30 minutos. No obstante, el “Dépor” tuvo dos ocasiones de empatar con Luis Alberto, pero se topó con el poste en dos ocasiones, al 36 y al 42 respectivamente.

En la parte complementaria, los visitantes incrementaron 2-0 la diferencia gracias a una anotación del atacante Aritz Aduriz, quien robó el balón a la defensa cuando intentaban salir jugando y en un contragolpe los “vacunó”.

Lo mejor del encuentro llegó en la recta final. Cuando el cotejo llegó a los 80 minutos, Lucas Pérez recibió el balón dentro del área, pero de espaldas al arco, sin embargo se dio una media vuelta que significó el 1-2 y despertó la esperanza de un milagro en Riazor.

Apenas un minuto más tarde, los locales sorprendieron de nueva cuenta en un contragolpe con el brasileño Sidnei Da Silva, quien mandó una diagonal a Pérez, pero el mediocampista Oriol Riera quiso anticiparse a su compañero y mandó el disparo fuera del arco.

Justo cuando el árbitro estaba cerca de decretar el final, apareció el defensa central Alejandro Arribas para conectar con la cabeza un centro del argentino Nicolás Cartabia, para el 2-2 definitivo.

En otro encuentro del cierre de la octava jornada de la Liga, Getafe aprovechó los descuidos de Las Palmas al principio y al final para conseguir una contundente goleada por 4-0 en el Coliseo Alfonso Pérez.

Víctor Rodríguez adelantó 1-0 a los locales apenas a los tres minutos del encuentro, mientras al 11, Pablo Sarabia hizo más abultado el resultado con el 2-0. La afición volvió a festejar hasta el 86, cuando el serbio Stefan Scepovic puso el 3-0 y al 93 selló el 4-0 definitivo.

NTX