Partido de locura atestiguó el Edward Jones Dome, donde Carneros de San Luis (1-0) le pegó en tiempo extra 34-31 a Halcones Marinos de Seattle (0-1), subcampeón de la NFL, en duelo de la semana uno de la temporada 2015.
El panorama de los monarcas de la Conferencia Nacional (NFC) pintaba para que todo fuera “miel sobre hojuelas”, ya que en el ocaso del primer cuarto su receptor Tyler Lockett se lució con regreso de patada de 57 yardas.
Sin embargo, en el amanecer del segundo episodio, los de casa despertaron y empataron 7-7 a través de una carrerita de 16 yardas por parte de Tavon Austin, jugada que antecedió dos goles de campo, uno por bando.
“Rams” depositó su confianza en Greg Zuerlein, quien hizo bueno un ensayo de 33 yd; mientras por Seattle, ante el “fantasma” de su mariscal Russell Wilson, apareció Steven Hauschka con patada de 25 yardas justo cuando el reloj expiró, para enviar al descanso con los cartones parejos 10-10.
Para el tercer periodo, Hauschka volvió a ser solicitado y acertó un intento de 27 yd, aunque fue empañado por el monopolio de Carneros, que en ese mismo rollo agregó 14 puntos a su cuenta.
En primera instancia, el mariscal de campo Nick Foles prefirió hacerla personal y él mismo ingresó a las diagonales tras un empujoncito de una yarda.
Luego, Austin le devolvió una cucharada de su propio chocolate a Halcones, al regresar el ovoide 75 yardas hasta la zona prometida, para consolidarse como el héroe de San Luis, tras colocar el 24-13.
No obstante, a Carneros no le avisaron que los partidos son de cuatro capítulos -o más- y en el último de ellos, de plano se desmoronaron y consintieron la voltereta del conjunto del coach Pete Carroll.
Wilson se dignó a salir al emparrillado y conectó disparo de siete yardas con Jimmy Graham, instantes después añadió dos a la cuenta vía Marshawn Lynch y el tanteador se apretó 24-21 todavía en favor de San Luis.
El empate a 24 fue patrocinado por Hauschka, quien soltó la pierna para 35 yd y a la serie siguiente, a Foles se le cayó la cara de la vergüenza después de perder el ovoide, que el atento esquinero Cary Williams robó y retornó ocho yardas hasta las diagonales.
Con el 24-31 y a falta de cuatro minutos y medio, los reyes de la NFC veían la luz al final del túnel en este atractivo agarrón entre franquicias del Oeste del “viejo circuito” y se quedaron a 53 segundos de cumplir su deseo.
Foles se reivindicó con su público y soltó un riflazo de 37 yardas para que Lance Kendricks irrumpiera en la zona de anotación y, sin arriesgarse, llamaron a Zuerlein para que pusiera el 31-31 con el cual se agotó el tiempo reglamentario.
En el drama del extra, “Rams” ganó el volado pero su ataque acabó en gol de campo, otra vez de Greg Zuerlein, de 37 yardas, por lo cual Seattle tuvo chance de saltar al emparrillado para buscar la victoria.
Sin embargo, Wilson “apenas” comandó a los suyos a la yarda 42 de los contrarios, donde se la jugó en cuarta y uno, pero falló al apostar por Lynch, quien incluso perdió terreno para sentenciar el inesperado descalabro de los “Hawks”.
Anotación por cuartos:
TE Total
Seattle 07 03 03 18 00 — 31
San Luis 00 10 14 07 03 — 34
Landover, EUA.- Delfines de Miami (1-0) se metió al FedEx Field para sacar una importante victoria 17-10 sobre Pieles Rojas de Washington (0-1), que después de tanto drama salió con Kirk Cousins en los controles.
La “Tribu” se pudo haber ido con ventaja de 10-0 al medio tiempo, pero le dejaron algunos segundos en el reloj a sus rivales y estos no desaprovecharon el regalito para reducir el margen a 10-7.
Esa pizca de tiempo en el cronómetro fue el “vuelve a la vida” de Miami, cuyo mariscal, Ryan Tannehill, se destapó con envío de tres yardas a Rishard Matthews.
Luego de esa jugada, Delfines esperó hasta el último cuarto para que su ofensiva volviera a carburar y, para su fortuna, ese resurgir les brindó 10 puntos más, con lo cual le dieron la vuelta al marcador.
En primera instancia, Andrew Franks conectó gol de campo de 22 yardas y después Jarvis Landry dio muestra de su explosividad con tremendo regreso de patada de 69 yardas hasta las diagonales, jugada que puso cifras definitivas de 17-10 para los visitantes, que con distancia de un solo touchdown aguantó los últimos 10 minutos del duelo.
Anotación por cuartos:
Total
Miami 00 07 00 10 — 17
Washington 03 07 00 00 — 10
NTX