El Wolfsburgo derrotó hoy a domicilio (2-3), con dos goles de Julian Draxler y uno de Max Kruse, a un aguerrido Gante, que estuvo cerca de lograr la remontada tras haber estado tres goles por debajo en el marcador.

El resultado es bueno para el Wolfsburgo pero, en vista de cómo se desarrolló el partido, a la postre le deja un sabor agridulce.

El Wolfsburgo ya creó peligro en la primera jugada del partido. El Gante hizo el saque de centro, pero un robo de balón de Max Kruse en el centro del campo terminó con un remate de cabeza, demasiado débil, de Christian Träsch.

La jugada fue sintomática y anunció lo que vino después. El Wolfsburgo asumió el mando y tuvo más aproximaciones al área, aunque apenas dispuso de ocasiones de gol claras.

En un partido con mucha presión de ambos equipos en el centro del campo, el Wolfsburgo mandaba tuvo la primera gran ocasión de marcar en el minuto 25.

Un centro de Maximilian Arnold desde la izquierda estuvo a punto de convertirse en gol en propia puerta de Mitrovic, que tuvo que jugársela para que el balón no llegara a Kruse.

Antes de que terminara la primera parte, en el minuto 44, llegó el gol del Wolfsburgo por medio de Julian Draxler que inició y finalizó la que hasta ese momento era la mejor jugada ofensiva del partido.

Draxler, pegado a una banda, recibió el balón en el centro del campo, se deshizo con un giro de Foket, que lo marcaba, y tomó la diagonal en dirección a la portería contraria. Antes de entrar al área, el internacional alemán hizo una pared con el portugués Vierinha y luego marcó con un disparo raso.

Ya en el segundo tiempo, en el minuto 54, el propio Draxler marcó el segundo. La jugada se originó con un robo de balón cerca del área, siguió con un túnel del que hizo víctima a Mitrovic y terminó con una vaselina por encima del cuerpo del meta Sels.

Lo que parecía la sentencia definitiva se produjo en el minuto 60, con un remate dentro del área pequeña de Kruse tras un centro de Träsch desde la derecha.

Sin embargo, el Gante, reaccionó y en los últimos minutos incluso estuvo a punto de lograr la remontada.

Marcó el 1-3 en el minuto 81, en una jugada individual de Kums, que, tras entrar al área, hizo un recorte y luego firmó un disparo al segundo palo al que el meta Koen Casteels no pudo llegar.

En la recta final del duelo, sólo atacó el Gante, ante un Wolfsburgo que parecía estar pensando ya en el viaje de regreso.

En el minuto 89 los locales marcaron su segundo gol con un remate de cabeza de Coulibaly tras un centro de Saief y mantienen vivo el sueño de seguir en la competición, algo que parecía imposible con el 0-3.

– Ficha técnica:

2 – Gante: Sels; L.Nilsen, Mitrovic, Asare; Foket, Milecevic (Saief, 62), Neto, Kums, Dejaegere; Depoitre (Coulibaly, 80), Simon (Matton, 62).

3 – Wolfsburgo: Casteels; Jung (Schürrle, 46), Knoche, Dante, M. Rodríguez; Träsch, Luiz Gustavo; Vieirinha (Schäfer, 79), Arnold, Draxler; M. Kruse (Putaro, 91).

Goles: 0-1, min 44: Draxler. 0-2, min 54: Draxler. 0-3, min 60: Kruse. 1-3, min 81: Kums. 2-3, min 89: Koulibaly.

Árbitro: Svein Oddvar Moen (NOR). Amonestó a Luiz Gustavo, Vierinha y Kums.

Incidencias: partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Ghemlanco Arena de Gante. EFE