El irregular Manchester United de Louis van Gaal se reencontró este martes con la victoria después de golear en Old Trafford al Stoke City por 3-0, con tantos de los ingleses Jesse Lingard y Wayne Rooney y del francés Anthony Martial.

Este triunfo, que llega después de la derrota en casa por 0-1 en la última jornada liguera a manos del Southampton, permite a los ‘Diablos Rojos’ mantener vivo el sueño de la clasificación para la Champions League la próxima campaña.

A diferencia de lo sucedido en otros muchos partidos esta temporada, el United consiguió liquidar el duelo en la primera mitad, en exactamente 23 minutos, el tiempo que tardaron Lingard y Martial en perforar la meta defendida por Jack Butland.

Recuperó Van Gaal a Michael Carrick y lo notó su equipo, más fluido en ataque y con mejor circulación de balón.

Pasados 13 minutos de partido, Lingard, canterano del United, se adelantó a la defensa para rematar de cabeza y en plancha, como el mejor de los delanteros centro, un preciso centro desde el costado izquierdo del joven Cameron Borthwick-Johnson.

Sin la presión de tener que anotar llegó el segundo de los locales. La jugada, un contragolpe, la comenzó Juan Mata por la derecha, cedió a Wayne Rooney, quien apareció por el centro, y éste cruzó el esférico al balcón izquierdo del área donde Martial recogió el balón y soltó un disparo cruzado a la escuadra izquierda, imposible para Butland.

El 3-0 del United llegó a los siete minutos de la reanudación, con un tanto en apenas tres toques: Mata abrió para Martial en la izquierda y éste de primeras se la puso a Rooney en el área pequeña y llegando desde atrás solo tuvo que empujar el balón a la red para certificar el tercero de los suyos y la goleada.

Con esta contundente victoria, los pupilos de Van Gaal se mantienen en quinta posición, pero consiguen arañarle dos puntos al Arsenal, cuarto clasificado, después de que éste no pudiera pasar del empate 0-0 en el Emirates con el Southampton.

Así, el United llega hasta los 40 puntos y se queda a cinco de los ‘Gunners’, último equipo en puestos de Liga de Campeones. EFE