El Sevilla, gracias al 1-0 logrado por Fernando Llorente y a que el Borrusia Mönchengladbach perdió ante el Manchester City, logró la consolación de engancharse a la Liga Europa, su competición preferida, y dejó al Juventus italiano lleno de decepción al ser desbancado del liderato de grupo.

Un partido que el conjunto turinés dominó casi siempre pero en el que no definió y en el que los sevillistas, de manera agónica, se llevaron gracias a su fe y derroche físico para seguir en Europa en un torneo del que es vigente campeón y es el único que tiene cuatro títulos.

La premisa era clara, el Sevilla tenía que ganar para ser tercero de grupo y que el Borussia Mönchengladbach no pasara del empate en Manchester ante el City, mientras que el Juventus con un empate se aseguraba el primer puesto sin tener que estar pendiente de lo que pasaba en Inglaterra ante la posibilidad de que el conjunto que entrena el chileno Manuel Pellegrini le quitara el liderato.

Los números del equipo ‘bianconero’ son tremendos después de su irregular comienzo en el ‘Calcio’ y en el Sánchez Pizjuán, pese a las muchas bajas en su plantilla, presentó a un equipo de garantías, el mismo que le ganó en la anterior jornada de ‘Champions’ al City en Turín solo con la presencia de Álvaro Morata en lugar del delantero croata Mario Mandzukic, con dolencias físicas.

La escuadra que entrena Massimiliano Allegri mostró su poderío desde el arranque. Bien cerrado con la línea de tres defensas y la barrera de cinco centrocampistas y muy móvil con el balón en su poder.

Ante ello, el equipo de Unai Emary puso mucha intensidad y voluntad, aunque casi siempre fue tras el balón que movía el rival sin tenerlo mucho tiempo.

Pronto llegaron ocasiones ante el meta Sergio Rico de Morata y del argentino Paulo Dybala, a las que respondió el conjunto hispalense con una doble del ex de la Juventus Fernando Llorente y Víctor Machín ‘Vitolo’ que le pusieron el miedo encima al veterano meta italiano Gianluigi Buffon.

En esa dinámica, el conjunto local, con un batallador centrocampista polaco Grzegorz Krychoeiak y un motivado Llorente, aguantó las acometidas del adversario, que desperdició una gran oportunidad de Morata solo ante Sergio Rico.

La réplica local llegó en la cabeza de Llorente ante una gran intervención de Buffon, lo que dio una idea de que el Sevilla no le perdió la cara a un partido en el que el Juventus tenía muchos recursos y controló bien sin descuidarse de los ataque de sus adversarios.

Dybala, en un libre directo, puso otra vez a prueba a Sergio Rico en las postrimerías de la primera parte, que acabó con el empate inicial y además con malas noticias para los intereses andaluces por el 1-2 para los alemanes que reinaba en el campo de Manchester City.

En la segunda parte volvió a salir el equipo visitante enchufado y poniendo a prueba a Sergio Rico, mientras que el Sevilla tuvo verdaderos problemas para crear ante el entramado del rival y su gran presión en todo el campo.

Lo mejor para el Sevilla fue que el Juventus tampoco tenía claridad en los últimos metros y que el 0-0 dejaba posibilidades de todo, como en el lanzamiento desde lejos del argentino Éver Banega que acabó con otra buena intervención del meta italiano.

El balón parado fue uno de los mejores recursos de los locales y el aviso de Banega, líder en la dirección de los suyos, fue el preludio de un córner que cabeceó con gran clase Llorente para dejar clavado a su excompañero Buffon a los 65 minutos y poner el 1-0.

Las buenas noticias desde Manchester se unieron poco después al tanto sevillista con el empate del City y su posterior 3-2, lo que envalentonó a los locales ante un ‘Juve’ que cuando tuvo que ir a por el empate como mínimo para ser primero del grupo se vio precipitado en sus acciones.

Dybala pudo encontrar ese empate con un fuerte remate desde lejos que se estrelló en el larguero en un partido que se volvió ya loco con los ataques a la desesperada de los turineses, más con el 4-2 de Manchester, y un Sevilla que puso todo lo que le quedaba para no ser batido y que se encontró con un espectacular Sergio Rico para evitarlo tras un claro remate de Morata ya con el tiempo cumplido.

– Ficha técnica:

1 – Sevilla: Sergio Rico; Coke, Rami, Kolodziejczak (Mariano, m.57), Tremoulinas; Krychowiak, N’Zonzi; Vitolo, Éver Banega, Konoplyanka (Krohn-Dehli, m.68); y Fernando Llorente (Gameiro, m.77).

0 – Juventus: Buffon; Andrea Barzagli, Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini; Stefan Lichtsteiner (Juan Cuadrado, m.76), Claudio Marchisio, Paul Pogba, Stefano Sturaro, Alex Sandro; Álvaro Morata y Paulo Dybala.

Gol: 1-0, M.65: Llorente.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a los visitantes Alex Sandro (m.38) y Sturaro (m.49).

Incidencias: Partido de la sexta y última jornada en el grupo D de la Liga de Campeones. Disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de cuarenta mil espectadores. EFE