El Oporto acentuó su crisis de resultados al caer 1-0 en la Copa de la Liga ante el Famalicao, de la Segunda División, derrota que supone la eliminación del torneo, considerado menor en Portugal, detrás de la Liga y la Copa de Portugal.

Un libre aparentemente inofensivo del brasileño Mauro Alonso en el 59 dio el triunfo al pequeño equipo del norte de Portugal.

Alonso se benefició de la mala intervención del meta brasileño Hélton, que suplió al titular Íker Casillas.

En un equipo plagado de suplentes -jugaron el central chileno Igor Lichnovsky y el colombiano Víctor García-, “los dragones” fueron eliminados del torneo por esta derrota, que se suma a la cosechada en la misma fase de grupos ante el Marítimo de Funchal (1-3).

Éste es el segundo revés consecutivo del equipo de Íker Casillas, después de caer en Liga ante el Guimaraes (1-0).

José Peseiro, nuevo entrenador del Oporto, presenció el partido desde la grada y debutará el fin de semana ante el Marítimo, en la décimo-novena jornada del campeonato.

El Benfica, sin embargo, está a un paso de clasificarse a la Copa de la Liga gracias al triunfo de ayer ante el Oriental.

Un empate ante el Moreirense en su último encuentro de la fase de grupos le bastaría para pasar de ronda.

El Sporting, líder del campeonato luso, se metió en problemas al caer 1-0 ante el Portimonense, de la Segunda lusa.

Para pasar a las semifinales, “los leones” tendrán que vencer en la última jornada al Arouca y esperar un tropiezo del Portimonense ante el Paços de Ferreira.

La Copa de la Liga, nacida en 2007, es un torneo considerado menor en Portugal, por detrás de la Copa lusa y la Liga, y tiene en su última fase a 16 equipos de primera y segunda repartidos en cuatro grupos. EFE