El Nápoles conquistó un trabajado triunfo en casa ante el Torino (2-1) gracias a un gran gol de Lorenzo Insigne y a un tanto del eslovaco Marek Hamsik y recupera la tercera posición en la tabla, a un punto de distancia del líder Inter, que se impuso en el difícil campo del Empoli (1-0) con el octavo gol en Serie A del argentino Mauro Icardi.

El conjunto del técnico Maurizio Sarri, que salió con los españoles David López y José Callejón como titulares, empezó el duelo con determinación y, tras unos intentos del argentino Gonzalo Higuaín, se adelantó con un gran gol de Lorenzo Insigne, que recibió una buena asistencia de Callejón y marcó de primera desde fuera del área.

Tras el gol encajado, el Torino reaccionó y logró empatar el partido gracias a un penalti transformado por el exjugador de los azules Fabio Quaglierella (m. 33) con una derecha cruzada. A pocos minutos del final de la primera mitad, el Nápoles volvió a adelantarse, esta vez con Hamsik, que aprovechó un pase al hueco de Insigne para marcar su tercer tanto en el campeonato.

El encuentro se hizo muy tenso en la segunda mitad, con ambos entrenadores que terminaron expulsados por protestar y con los piamonteses que pusieron en apuros a la defensa contraria apoyándose en el argentino, exjugador del Barcelona, Maxi López hasta el final.

Tras cinco minutos de tiempo añadido, el Nápoles pudo celebrar una victoria que le permite recuperar la tercera plaza, al par del Fiorentina, que se impuso en Palermo, a un punto de distancia del Inter, que ganó esta tarde en Empoli.

Horas antes, el Juventus venció en casa al colista Verona por 3-0 y el Roma no pasó del empate a tres en el campo del Chievo, alejándose de la zona noble de la tabla.

EFE