El Nápoles no pasó del empate a uno en casa ante el Milan en un partido en el que se adelantó con un tanto de Lorenzo Insigne y recibió el empate de Giacomo Bonventura, y desaprovecha una gran ocasión para volver a encabezar la tabla de la Serie A, tras el empate del Juventus en Bolonia del viernes pasado.

Tras una primera media hora muy igualada y jugada con ritmos bajos, el Nápoles logró adelantarse con una derecha de Lorenzo Insigne desviada por Ignazio Abate, que sorprendió al arquero (m. 39). Sin embargo, el Milan reaccionó con rapidez y empató el partido antes del descanso gracias Giacomo Bonaventura, que marcó su sexto tanto en Serie A (m. 44).

El conjunto sureño subió la intensidad en la reanudación, ante un Milan que se centró en no dejar espacios y salir al contragolpe. El belga Dries Mertens, que remató al poste, y el argentino Gonzalo Higuaín, que lo intentó con una volea de zurda que salió por pocos centímetros, desaprovecharon las dos mejores ocasiones de los azules.

En la recta final, el técnico del Milan Sinisa Mihajlovic dio espacio a Mario Balotelli y al francés Jeremy Menez para aprovechar los espacios dejados por el Nápoles, que se volcó al ataque con hasta cinco jugadores ofensivos. En el 92, el marroquí Omar El Kaddouri llegó a rematar desde dentro del área, pero concluyó centralmente sin crear problemas al portero.

Los napolitanos lo intentaron hasta el final pero no pudieron evitar el empate y desaprovecharon una buena ocasión para ponerse lideres tras el empate del Juventus en Bolonia del viernes pasado. Por su parte, el Milan se confirma en sexta posición, a cuatro puntos del Inter, quinto.

EFE