El Gante belga hizo historia con su clasificación para octavos de final de la Liga de Campeones como segundo de grupo, por delante del Valencia, con una victoria sobre el Zenit, construida desde un gol de Laurent Depoitre, puesta en duda con el 1-1 rival y confirmada con el 2-1 de Milicevic.

En el año de su debut en la fase de grupos del máximo torneo continental, incluido en un cuarteto con el equipo ruso, el Valencia y el Olympique de Lyon, el Gante inscribió su nombre entre los dieciséis mejores de Europa en una última jornada en la que ganó, pero le hubiera bastado hasta la derrota, porque perdió el Valencia.

El primer equipo belga que accede a octavos de esta competición desde hace quince años, desde el Anderlecht en el curso 2000-01, nunca especuló con lo que sucedía en Mestalla. Dependía de sí mismo y lo aprovechó. También frenó el pleno de triunfos del Zenit, que lo había ganado todo en la fase de grupos hasta este miércoles.

Le venció un Gante competitivo, que, en el minuto 18, abrió el marcador en una jugada por banda izquierda del activo Moses Simon, cabeceada con eficacia por Laurent Depoitre.

Su giro de testa para poner el balón del primer al segundo palo, fuera del alcance de la estirada del portero Yuri Lodygin, cumplió con el movimiento, la colocación y la ejecución que desea cualquier delantero en un remate. También con el objetivo, el gol, imborrable para un debutante en la ‘Champions’ con posterior plaza en octavos.

Depoitre, que también cerró, en el momento y el escaparate más transcendente de la historia del club, una racha personal de diez encuentros seguidos sin gol, también tuvo el 2-0. Un error defensivo le dejó solo ante Lodygin, pero el guardameta le adivinó el disparo raso, repelido con el pie derecho, ante la lamentación del ariete.

El partido ya iba por la media hora de juego, sin apuros en la retaguardia del Gante, porque el Zenit no conectó un tiro entre los tres palos en todo el primer tiempo -su primer lanzamiento fue en el minuto 48- y con otra buena noticia instantes más tarde para el actual campeón belga desde Valencia: el gol del Lyon, que también le daba el billete a octavos fuera cual fuera su marcador con el Zenit.

Un alivio sobre todo por el paso adelante que dio el conjunto ruso para la segunda parte. En dos minutos ya había probado a Sels con un remate de Alexander Ryazantsev, la primera ocasión del encuentro para el conjunto dirigido por el portugués Andre Villas-Boas, que trasladó el duelo a campo contrario, cerca del 1-1.

Y lo consiguió en el minuto 65 entre dos errores consecutivos de la defensa belga para despejar el balón y la habilidad de Artem Dzyuba para aprovecharlos. Puso el cuerpo, recogió el balón y de primeras, por raso con la derecha, superó con facilidad al portero local y puso en discusión de nuevo el triunfo del conjunto belga.

Sólo durante trece minutos, hasta el 75, cuando una nueva acción de Simon y un posterior rechace concluyó con una volea con la izquierda de Milicevic, con el 2-1, con la victoria y con la clasificación del Gante para los octavos de final de la ‘Champions’ y con la fiesta sobre el césped y en las gradas del estadio belga.

– Ficha técnica:

2 – Gante: Sels; Rafinha, Nielsen, Mitrovic; Foket, Renato Neto, Kums, Asare; Milicevic (Dejaegere, m. 82), Depoitre (Coulibaly, m. 93) y Simon (Saief, m. 88).

1 – Zenit: Lodygin; Anyukov (Bogaev, m. 83), Garay, Luis Neto, Lombaerts, Criscito; Ryazantsev (Dolgov, m. 61), Javi García (Troyanov, m. 86), Yusupov; Danny y Dzyuba.

Goles: 1-0, m. 18: Depoitre. 1-1, m. 65: Dzyuba. 2-1, m. 78: Milicevic.

Árbitro: Manuel De Sousa (Portugal). Amonestó al local Mitrovic (m. 93) y a los visitantes Garay (m. 44), Javi García (m. 75), Lombaerts (m. 88) y Danny (m. 92).

Incidencias: partido correspondiente a la última jornada del grupo H, disputado en el estadio Gante ante unos 20.000 espectadores. EFE