Bengalíes de Cincinnati (10-2) y Acereros de Pittsburgh (7-5) protagonizarán un duelo de poder a poder, este domingo en la semana 14 de la NFL 2015, en el que los “felinos” buscarán asegurar el título de la División Norte de la Conferencia Americana (AFC).El Paul Brown Stadium de Cincinnati, Ohio, verá un nuevo capítulo de esta añeja rivalidad, el cual no solo tiene tintes de revancha por la victoria de Cincinnati en Pittsburgh en la semana ocho, sino que también tiene serias implicaciones de postemporada para los dos rivales.

Con una victoria, tras la cual quedarían tres semanas por jugarse, las huestes del entrenador en jefe Marvin Lewis forjarían un 11-2 inalcanzable para cualquiera del sector, luego que su más cercano perseguidor, Acereros, se quedaría con 7-6.

Por su parte, los pupilos de Mike Tomlin necesitan un triunfo que frene la carrera “felina” rumbo a la postemporada y que, al mismo tiempo, les permita seguir pisándole los talones en la lucha por el título divisional.

Y las cosas toman tintes casi dramáticos al tomar en cuenta que los “metaleros” buscan venganza por la derrota sufrida ante su gente en la semana ocho, juego en el que iban adelante por 10-9, pero al final perdieron 10-16 con un pase anotador de Andy Dalton en los últimos minutos del partido.

Los asistentes al Paul Brown pueden esperar un duelo netamente ofensivo, luego que el ataque comandado por Ben Roethlisberger es el segundo mejor de la Liga, con 409.1 yardas y 25.9 puntos por partido, en tanto Dalton y compañía son los octavos con promedios de 376.2 y 27.8, en el mismo orden.

La diferencia se marca al comparar las defensivas, luego que, al menos en cuanto a números, la de Acereros es la número 22 al tolerar 365.8 puntos y 20 puntos por partido, en tanto la de Bengalíes es la décima mejor, con 337.5 yd y sólo 16.3 puntos admitidos por encuentro.

De especial preocupación para el “Big Ben” será la presencia del ala defensivo Carlos Dunlap, uno de los más temidos “cazdores de cabezas” esta temporada, con 9.5 capturas de quarterback, la cuarta mejor cifra en lo que va de la campaña.

El turno estelar de esta jornada dominical lo ocuparán Patriotas de Nueva Inglaterra (10-2) y Texanos de Houston (6-6) , en un duelo que verá frente a frente a uno de los mejores pasadores de la última década, Tom Brady, y al que es considerado el mejor defensivo de la temporada, el ala defensivo de Texanos, J.J. Watt.

Un Patriotas herido, con dos derrotas consecutivas tras haber estado invicto durante 10 semanas, visitará el NRG Stadium para enfrentar a un Texanos que necesita la victoria toda costa para mantenerse en la carrera con Potros de Indianápolis por el título de la AFC Sur.

Y aunque se antoja difícil que los “Pats” sufran un tercer descalabro al hilo, Watt podría tener algo que decir al respecto, luego que en su calidad de líder en capturas este año, con 13.5, enfrentará a una línea ofensiva que ha permitido que derriben a su pasador 29 veces detrás de la línea de golpeo, novena peor marca.

Además, Brady llegará a este juego sin una de sus mejores armas, el ala cerrada Rob Gronkowski, lesionado de la rodilla derecha, y con un cuerpo de receptores que no dio el ancho el domingo pasado en su derrota ante Águilas de Filadelfia por 28-35.

Pese a todo, no es posible dar por descontada a la tercera mejor ofensiva de la temporada, que promedia 404.3 yardas y 31.2 puntos por partido y menos cuando enfrentará a la defensa número siete, que admite 332.3 yd y 22 puntos por encuentro.

Aunque lo tiene difícil, Houston necesita el triunfo debido a que a su rival por el título del sector, Potros de Indianápolis (6-6) le tocó un duelo aparentemente a modo, luego que visitará a uno de los eslabones débiles del sector, Jaguares de Jacksonville (4-8).

También vale la pena seguir los cruces entre los equipos de la División Oeste de la AFC, en los que Cargadores de San Diego (3-9) visitará a Jefes de Kansas City (7-5) y Broncos de Denver (10-2) recibirá a Raiders de Oakland (5-7), debido a que esta semana podría definirse, también, el título divisional.

Pese a campañas francamente malas, ni Cargadores ni Raiders estarán dispuestos a servir como escalón de Jefes y Broncos, luego que los primeros necesitan la victoria para seguirle “respirando en el cuello” a los “equinos” e incluso un triunfo de los “corsarios” los dejaría en posición de aspirar a la corona del sector.

Del mismo modo, una victoria dejaría a Denver con registro de 11-2 y si los “bolts” dan la sorpresa como visitantes y logran meterle el pie a la “tribu”, estos quedarían con un 7-6 en el que ya no podrían alcanzar a los de las Rocallosas.

También la NFC Sur verá a sus cuatro integrantes enfrentarse esta semana, aunque en este caso el liderato del sector ya está definido, con Panteras de Carolina (12-0) inalcanzable para sus escoltas Bucaneros de Tampa Bay y Halcones de Atlanta, ambos con un 6-6 que necesitan mejorar si quieren aspirar a un boleto de comodín.

Así, Bucaneros recibirá a Santos de Nueva Orleans (4-8), al que ya venció en la semana dos, mientras Carolina y Atlanta chocarán en el primero de los dos duelos que disputarán en un lapso de tres semanas, debido a que su segundo duelo del año será en casa de los segundos en la semana 16.

Juegos para el domingo en la semana 14 de acción de la NFL:

Buffalo – Filadelfia

Seattle – Baltimore

San Francisco – Cleveland

Detroit – San Luis

Tennessee – Jets NY

Pittsburgh – Cincinnati

Indianápolis – Jacksonville

San Diego – Kansas City

Atlanta – Carolina

Nueva Orleans – Tampa Bay

Oakland – Denver

Dallas – Green Bay

Nueva Inglaterra – Houston

NTX