El Benfica logró los tres puntos en casa frente al debutante Astana en un partido más difícil de lo previsto y en el que brilló el media punta argentino Nico Gaitán, cuya calidad fue clave para vencer la resistencia del equipo kazajo (2-0).

Gaitán y el delantero griego Mitroglou fueron los autores de los dos tantos del encuentro, que llegaron en la segunda mitad y poco después de que el Astana rozara el gol con un disparo al palo que hizo temblar a la afición lisboeta.

El conjunto kazajo dejó clara su identidad de juego. Bien replegado atrás y con una clara apuesta por el contragolpe como forma de suplir la falta de futbolistas desequilibrantes, tuvo un digno estreno en el primer partido de un equipo de su país en la Liga de Campeones.

La victoria deja a las “águilas” como líderes del grupo C, empatadas con el Atlético de Madrid, que también ganó por 0-2 al Galatasaray turco.

El Benfica arrancó con fuerza el encuentro, dispuesto a adelantarse cuanto antes y marcar distancias con su adversario. Una ruleta del argentino Gaitán y un disparo desde lejos del brasileño Talisca -hoy poco acertado- en el primer minuto sirvieron de aviso de las intenciones de los locales.

Fue apenas un espejismo, ya que después del acelerón inicial, el duelo entró en una fase de tedio total, con un conjunto local empeñado en entrar por el medio, donde menos espacios había, y un Astana bien trabajado tácticamente que se replegaba con eficacia para ponérselo difícil a su rival.

El nuevo entrenador del Benfica, Rui Vitória, que debutaba hoy en la Liga de Campeones, confió en el mismo once que goleó por 6-0 el fin de semana al Belenenses en la Liga.

Sin embargo, faltó frescura y claridad de ideas durante la primera mitad y apenas creó peligro en las proximidades del área defendida por el portero kazajo Eric.

El Astana mostró mucha más resistencia de la prevista y su apuesta por acumular gente por detrás de la pelota -el equipo se colocó en un claro 4-1-4-1 con el delantero congoleño Kabananga como único descolgado- resultó hasta la llegada del descanso.

Sólo el brasileño Jonas pareció empeñado en sacar del sopor generalizado al estadio de La Luz y suyas fueron las mejores ocasiones del primer acto.

En el 29, recibió un pase interior dentro del área, logró revolverse, ganar espacio frente a su par y su remate con la zurda lo despejó el guardameta rival.

De nuevo pudo inaugurar el marcador al filo del descanso, cuando lideró la única contra de la que dispuso el Benfica para terminar la jugada con un disparo débil, sin fuerza, que golpeó en el cuerpo del portero.

La llegada de la segunda mitad obligó a los locales a reaccionar, ya que en los primeros segundos el punta Aleksey Shchetkin, recién entrado en el terreno de juego, aprovechó la fragilidad de Jardel para llevarse la pelota y rematar desde el punto del área, pero su disparo se estrelló en el palo derecho de la portería defendida por Júlio César.

La ocasión en contra pareció despertar al equipo de las “águilas”, hasta entonces pasivo y adormecido. En el 51, una gran jugada individual de Gaitán por la banda izquierda desbordando por velocidad acabó en un gran gol tras trazar una pared con Mitroglou.

El tanto premió la insistencia del argentino, que dejó varios destellos de calidad y volvió a mostrar que es la estrella de un Benfica que echa de menos a su compatriota Eduardo Salvio, baja de larga duración por una lesión.

En medio de una fuerte lluvia, los “encarnados” apretaron el acelerador y a punto estuvo Mitroglou de hacer el segundo en el 55, en un cabezazo desde el punto de penalti que incomprensiblemente mandó fuera.

Se redimió el punta griego instantes después, cuando, tras otra gran combinación, esta vez protagonizada por Eliseu por la banda izquierda, el balón llegó al punto de penalti, donde sólo tuvo que empujarlo.

Desde ese momento, el Astana bajó los brazos y apenas logró un remate con peligro en las botas de Shomko, que lo intentó desde muy lejos en el 64.

Con el campo cada vez más pesado por el agua, el Benfica pudo golear, pero el mexicano Raúl Jiménez y el lateral portugués Eliseu no acertaron con la portería.

– Ficha técnica:

2 – Benfica: Júlio Cesar; Nélson Semedo, Luisao, Jardel, Eliseu; Gonçalo Guedes, Samaris (Fejsa, m.84), Talisca (Raul Jiménez, m.76), Gaitán; Jonas (Pizzi, m.71) y Mitroglou.

0 – Astana: Éric; Branko Ilic, Postnikov, Anicic, Shomko; Roger Cañas, Maksimovic, Zhukov, Dzholchiev (Beysebekov, m.80), Kéthévoama; y Kabananga (Aleksey Shchetkin, m.46).

Gol: 1-0, m.51: Nico Gaitán. 2-0, m.61: Mitroglou

Árbitro: Tasos Sidiropoulos (GRE). Amonestó a Samaris (m.39), Gonçalo Guedes (m.45) y Jardel (m.82), por el Benfica; y a Anicic (m.21), Dzholchiev (m.23) y Zhukov (m.79), por el Astana.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del grupo C de la Liga de Campeones disputado en el Estadio de La Luz de Lisboa. EFE