El Benfica anunció este jueves que pagó al Atlético de Madrid ocho millones de euros por el restante 50 % del pase del medio portugués Luís Miguel Afonso Fernandes, “Pizzi”, por el que el conjunto luso ya había desembolsado 6 millones en el 2013.

De este modo, los 14 millones invertidos en el internacional luso lo convierten en el tercer jugador más caro de la historia del fútbol portugués, por detrás del francés Giannelli Imbula y el brasileño Hulk, que llegaron al Oporto a cambio de 20 y 19 millones, respectivamente.

“El Benfica informa que adquirió los restantes 50 % de los derechos económicos de Luis Miguel Afonso Fernandes (Pizzi) que tenía el Atlético de Madrid SAD por el valor de 8 millones de euros”, anunció el campeón luso a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa.

El club colchonero había fichado en el 2011 a Pizzi, hoy con 26 años, procedente del Braga a cambio de 13,5 millones.

Después fue cedido al Deportivo de La Coruña y Espanyol y finalmente fichado en el 2013 por el Benfica, que pagó inicialmente 6 millones por la mitad de su pase. EFE