El Barcelona dejó encarrilada la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey contra el Espanyol, al que goleó 4-1 en un duelo que el equipo de Constantin Galca jugó los últimos quince minutos con nueve futbolistas por las expulsiones de Hernán López y Diop.

El partido fue el del debut en el Barcelona del turco Arda Turan, como titular, y Aleix Vidal, que salió en la segunda parte.

Un derbi a la antigua usanza, caliente desde que se puso en marcha hasta que finalizó, con Pau López como estrella por lo que llegó a evitar, pero también por haberse enfrentado contra todo el Barça en un choque en el que saltaron chispas.

El segundo derbi entre ambos equipos en pocos días no defraudó, sobre todo la primera parte, en la que los dos equipos se entregaron en todas las acciones, continuando la tensión que dejaron aparcada en el choque de Liga en Cornellà el pasado sábado.

El Barcelona tuvo la primera ocasión del partido, en el minuto 8, cuando una asistencia de Messi dejó a Neymar habilitado para marcar, pero Pau López rechazó el balón con el cuerpo.

El Espanyol también empujó delante y en un error de Alves, Marco Asensio le robó el balón, lo condujo casi hasta la frontal del área y su pase certero a Caicedo permitió al ariete regatear a Mascherano y quedarse solo ante Ter Stegen, al que batió (0-1).

El gol le cayó al Espanyol como un traje a medida, porque estaba donde hubiese firmado con los ojos cerrados antes de empezar el partido, pero no contó con que los acelerones del Barcelona suelen, como mínimo, inquietar la meta rival.

Un minuto después del gol españolista, una combinación entre Messi y Neymar acabó con el argentino finalizando la acción, en la que Pau volvió a estar estelar.

Más fortuna tuvo Messi en el minuto 13, cuando, tras un pase interior de Iniesta, logró igualar el partido (1-1), y con el tanto la tensión subió de temperatura en el campo.

El Barça pudo haber cobrado ventaja en un penalti que Javi López cometió a Neymar cuando éste controló el balón. Esta acción el brasileño no la encajó bien, pues en más de una pugna por el balón se le vio muy nervioso, hasta cometer una falta en la que vio una amarilla por estirar una pierna más allá de lo permitido, poco después de que Caicedo diese el primer aviso de una lesión que a los 40 minutos lo sacó del campo.

Poco antes del final del primer tiempo, Messi lanzó una falta directa y firmó el 2-1.

Nada más comenzar la segunda parte,Marco Asensio pidió el cambio porque notó problemas musculares y dejó su sitio a Salva Sevilla.

Los problemas para el Espanyol se incrementaron en el 49, cuando Iniesta habilitó por la banda a Messi y éste, en un pase raso, envió el balón a Piqué y el central marcó el tercero (3-1).

El Barcelona dio un paso adelante para someter al Espanyol y ampliar la ventaja. Turan, al desdoblar por una banda, condujo el balón hasta crear una clara acción que acabó con el meta españolista y Messi por el suelo. El portero pisó un pie al argentino y éste se revolvió. Suárez intervino para separar a su compañero.

El meta españolista estuvo muy certero en una acción individual de Arda, cuando éste optó por un fuerte disparo en lugar de un pase dentro del área, al que Pau respondió con acierto. Otra vez Pau, en el minuto 65, en un lanzamiento de falta directa de Neymar, sacó el balón con los puños.

El Espanyol perdió los papeles en el momento en el que Hernán Pérez vio una segunda amarilla que se podía haber ahorrado y acabó expulsado, igual que Diop en el 75, pero por roja directa.

Contra nueve, el Barça fue a por el Espanyol sin piedad y los de Galca sacaron el genio para aguantar el tipo. Ayudaron mucho las meritorias actuaciones del meta españolista y los errores clamorosos de los azulgranas, como un remate de Suárez a puerta vacía que, nuevamente, acabó con un rifirrafe de Pau con el ariete azulgrana.

El Barcelona cerró el partido con un tanto de Neymar a pase de Messi (4-1), en una fase en la que el Espanyol estaba haciendo una hombrada con nueve jugadores y sin pasar del centro del campo para no dar más ventaja.

– Ficha técnica:

4. Barcelona: Ter Stegen; Alves (Aleix Vidal, min.67), Piqué, Mascherano, Alba; Arda Turan (Rakitic, min.68), Busquets, Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

1. Espanyol: Pau Lopez; Javi López, Raillo, Roco, Victor Álvarez; Abraham (Burgui, min.60), Diop, Asensio (Salva Sevilla, min.46), Hernán Pérez; Gerard Moreno y Caicedo (Jordán, min.40).

Goles: 0-1, min.10: Caicedo. 1-1, min.13: Messi. 2-1, min.44: Messi. 3-1, min.49: Piqué. 4-1, min.88: Neymar.

Árbitro: Juan Martínez Munuera. Mostró cartulina amarilla a Abraham (min.11), Gerard Moreno (min.19), Neymar (min.34), Pau López (min.46+), Suárez (min.46+), Diop (min.51), Hernán Pérez (min.59), Gerard Piqué (min.73), Burgui (min.76), Rocco (min.78) y Messi (min.78).

Expulsó por dos amarillas a Hernán López (min.58 y min.72) y con roja directa a Diop (min.75)

Incidencias: partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey jugado en el Camp Nou ante 76.667 espectadores, según datos facilitados por el FC Barcelona. EFE