La Liga española acelera la marcha con una jornada entre semana, en la que el Barcelona, líder incuestionable y autoritario, tratará de continuar su marcha imparable hacia el título ante uno de sus rivales favoritos, el Rayo Vallecano.

Han pasado más de trece años desde que el conjunto madrileño, dirigido entonces por Fernando Vázquez, logró su última victoria ante el azulgrana, entrenado por Louis van Gaal. Fue un 7 de diciembre de 2002 y el tanto de Jorge Azkoitia resucitó al técnico gallego y dejó cuestionado al holandés.

Desde entonces el Barcelona no pierde ante el conjunto vallecano. De hecho no ha encajado ni un solo gol en Vallecas y le ha ganado los diez partidos disputados fuera y en casa, con marcadores abultados en la mayoría de los casos (45 tantos anotados).

Al encuentro de este jueves llega mucho más exigido el Rayo que el Barcelona en cuanto a cuestiones clasificatorias se refiere.

El equipo de Paco Jémez, pese a acumular siete partidos sin perder (dos victorias y cinco empates a dos), siente muy cerca el frío de la zona de descenso, mientras que el de Luis Enrique viaja a Madrid tras una vuelta invicto y con una amplia ventaja de ocho puntos sobre el Atlético de Madrid y de doce sobre el Real Madrid.

Pese a las goleadas encajadas ante los grandes Jémez volverá a plantear un partido atrevido, a su más puro estilo. Luis Enrique y sus hombres persiguen la décima victoria seguida para acercarse a un nuevo título.

Este mismo martes el Atlético, tras ganar su tercer derbi consecutivo en el Santiago Bernabéu, recibirá el reconocimiento de su afición en el Vicente Calderón ante la Real Sociedad.

El equipo de Diego Simeone no puede permitirse fallo alguno ante el renacido conjunto de Eusebio Sacristán si quiere mantener alguna opción de pelearle la Liga al Barcelona. Además, la intención es cuanto menos mantener la ventaja de cuatro puntos (más la diferencia particular) sobre el Real Madrid, que visitará el miércoles al colista Levante en una situación de emergencia.

Las aguas bajan turbias en el equipo blanco por haberse despedido tan pronto de la lucha por el título y nadie osa a hablar de milagro. De hecho, el propio Zinedine Zidane indicó que la Liga estaba acabada, aunque, obviamente, las matemáticas aún no lo certifican.

Pero un problema añadido se le presenta al Real Madrid. Tiene al Villarreal a tan solo dos puntos y se antoja imprescindible asegurar cuanto menos la tercera plaza sin renunciar a la segunda con la próxima ‘Champions’ en el horizonte.

Zidane acudirá con numerosas bajas al Ciudad de Valencia y con la defensa en cuadro para tratar de recomponer la figura ante un Levante urgido como pocas veces, de nuevo colista y a cuatro puntos de la salvación.

El Villarreal tiene un compromiso de relevancia en Balaídos ante el Celta. El equipo de Marcelino García Toral lleva trece partidos sin perder y es uno de los que está en mejor forma. Expondrá esta racha ante el ambicioso cuadro vigués, que volvió a la zona europea con su victoria en Getafe merced a un gol del reaparecido Nolito.

El Sevilla, tras la buena imagen dejada en el Camp Nou, donde rozó el empate, regresa a su fortín del Ramón Sánchez Pizjuán para medirse a un Eibar cuanto menos peligroso obligado a amarrar de nuevo los puntos para afianzar su puesto europeo.

El Athletic refrendó su aspiración continental con su autoritaria victoria en Mestalla. De hecho se situó a tres puntos. Recibirá en el nuevo San Mamés a un Deportivo alicaído tras diez partidos sin ganar.

Y mientras en La Rosaleda Málaga y Valencia se miden en busca de la mitad alta de la tabla dos equipos que necesitan restañar las heridas de la jornada, Las Palmas-Getafe, Granada-Sporting y Espanyol-Betis anuncian tres compromisos clave en la lucha por la permanencia.

En el estadio de Gran Canaria, el conjunto insular quiere hacer buena su victoria en Eibar ante un Getafe en situación de alarma más que naranja tras encadenar seis derrotas.

José González se estrenará en Los Cármenes tras debutar como entrenador del Granada con victoria en La Coruña, con lo que el cuadro andaluz abandonó el farolillo rojo y se situó penúltimo, a un punto del mismísimo Sporting y de Las Palmas, que marca la salvación.

Espanyol y Betis se encuentran en Cornellá con cuatro puntos de renta. El equipo del rumano Costantin Galca ha respirado con dos victorias seguidas y el de Juan Merino acumula cuatro encuentros sin perder -los tres últimos empatados-.

– Programa de la 27a. jornada (hora local):

. Martes 1 de marzo:

21:00 Atlético de Madrid-Real Sociedad

22:00 Las Palmas-Getafe

. Miércoles 2 de marzo:

20:00 Sevilla-Eibar

20:00 Celta-Villarreal

20:00 Málaga-Valencia

20:00 Athletic-Deportivo

21:00 Levante-Real Madrid

. Jueves 3 de marzo:

20:00 Granada-Sporting

20:30 Espanyol-Betis

21:00 Rayo Vallecano-Barcelona. EFE