El Athletic Club logró este miércoles un plácido pase a los octavos de final de la Copa del Rey tras eliminar a la Balompédica Linense por un marcador global de 8-0 después de golear al equipo andaluz por 6-0 en el partido de vuelta, disputado en San Mamés.

De Marcos, en la primera parte, y Eraso, Etxeita, Sola, Raúl García y Rico, tras el descanso, plasmaron la neta superioridad local en un partido sin historia en el que el pundonor visitante no fue suficiente para poner nunca en entredicho una eliminatoria que venía ya decantada tras el 0-2 de la ida.

Había avisado Ernesto Valverde la víspera que no daba por finiquitado el cruce y el once titular, prácticamente de gala, confirmó sus palabras. El técnico dejó en el banquillo a Laporte y Beñat, pero alineó de inicio a Raúl García, Williams y Aduriz con la idea de evitar sorpresas y liquidar cuanto antes el partido.

En los primeros diez minutos se cumplió el guión. El Athletic monopolizó la pelota, impuso su ritmo y después de un primer aviso de Sabin Merino que obligó a lucirse por primera vez a Mateo, a la salida del cuarto saque de esquina, en el 9, Óscar de Marcos marcó el 1-0 con un derechazo desde la frontal del área.

Con el choque ya desnivelado sin que la ‘Balona’ hubiera siquiera había pisado el campo rival, el ritmo local decayó y el equipo de Rafa Escobar aprovechó para hilvanar algunas jugadas y tomar el pulso.

El encuentro entró en una fase de equilibrio ficticio aderezada con alguna tímida llegada gaditana, la más peligrosa un disparo lejano del capitán Chico desviado a córner por Herrerín.

En la recta final de la primera parte apretó de nuevo el Athletic y solo la falta de puntería de Aduriz y Merino y la buena labor del guardameta Mateo evitaron un marcador más abultado antes de descanso.

En la reanudación Aduriz, inusualmente negado de cara a puerta, erró otras dos claras ocasiones antes de que Javi Eraso, en el 49, aprovechara un buen pase de Balenziaga para marcar el segundo con un tiro cruzado.

Con el partido totalmente cuesta abajo a favor del Athletic los goles fueron cayendo en la portería linense. En el minuto 56 Etxeita puso el 3-0 con un remate a la media vuelta y en el 62 Sola, en el primer balón que tocaba tras relevar a Aduriz, anotaba el cuarto tras un centro de Merino peinado por Raúl García.

El propio jugador navarro marcaba en quinto en el 67 en un libre indirecto en la frontal del área pequeña visitante después de que Estrada Fernández decretara una cesión a Mateo protestada incluso por el público bilbaíno.

A pesar de la goleada y del cansancio que lastraba las piernas de sus futbolistas, la ‘Balona’ le echó casta para frenar la sangría y lanzarse incluso a alguna contra buscando el gol del honor que a punto estuvo de conseguir Canario con un disparo que acabó sacando bajo palos Etxeita.

No logró ninguno de sus dos objetivos el equipo de Escobar, que a pesar de ordenar su sistema defensivo no evitó que Athletic, sin forzar la máquina, abultara el marcador hasta el 6-0 final con el tanto de Mikel Rico a un minuto del final.

– Ficha técnica:

6.- Athletic Club: Herrerín; De Marcos, Etxeita, Gurpegui, Balenziaga; San José, Eraso; Williams (Rico, m.59), Raúl García (Beñat, m.68), Sabin Merino; y Aduriz (Sola, m.59).

0.- Real Balompédica Linense: Mateo; Palancar, Chen, Joe, Gallardo; Guerra (Ximo Forner, m.59), Chico, Juampe, Zamorano (Canario, m.55); Mauri y Copi (Buitrago, m.55).

Goles: 1-0, m.9: De Marcos. 2-0, m.49: Eraso. 3-0, m.55: Etxeita. 4-0, m.62: Sola. 5-0, m.67: Raúl García. 6-0, m.89: Rico.

Arbitro: Estrada Fernández (Comité catalán). No mostró tarjetas.

Incidencias: Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de Copa disputado en San Mamés ante unos 15.000 espectadores. Realizó el saque de honor el pelotari Mikel Urrutikoetxea, reciente campeón del Cuatro y Medio. El capitán de la ‘Balona’, Chico, depositó el tradicional ramo de flores en el busto de ‘Pichichi’ con motivo de su primera visita a San Mamés. Se guardó un minuto de silencio un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los atentados de Kabul de la pasada semana. EFE