El defensa Edwin Hernández reconoció que vive una disparidad en Chivas de Guadalajara, ya que por un lado está feliz de pertenecer a un gran club, pero molesto al ser suplente para el técnico José Manuel de la Torre.

“A ningún jugador le gusta estar en la banca, tampoco diré que es cierto y que me gusta estar donde estoy. Son cosas del técnico, ellos sabrán en qué cosas estoy fallando”, declaró.

Hernández señaló que él sólo se dedica a trabajar para convencer a “Chepo” de la Torre, de quien respeta las decisiones para tener en el once inicial o suplente.

“Estoy consciente del trabajo que he hecho, ya no me corresponde a mi esas instancias, pero a la hora de jugar es el técnico el que decide; no digo que no estoy contento o que estoy conforme, pero sé que las cosas no son fáciles, vengo a ganarme un puesto”, manifestó.

Más que rendirse, “Aris” Hernández quiere ganarse un lugar en el “Rebaño Sagrado” para conseguir sus objetivos y negó lamentarse por dejar al León, donde sí era titular. “Sigo estando con la misma mentalidad, convicción y sueños”, anotó.

“Vine a una institución grande, vengo con los mismos sueños, no por estar del otro lado voy a bajar las expectativas, mis sueños, éxitos y lo que tengo pensando, los tengo. Estoy para el equipo, vine a un equipo de grandes seres humanos y grandes jugadores. Estoy contento de estar aquí y poder trascender”, agregó.

NTX