La selección ecuatoriana ya conoce las condiciones en las que va a trabajar en Phoenix, donde el calor sofocante que reina en la ciudad va a marcar la preparación del encuentro del miércoles ante Perú.

Dado el potencial de Brasil, favorito en el grupo a pesar del empate del sábado ante Ecuador en un partido nivelado, ecuatorianos y peruanos se postulan a priori para luchar por un puesto en los cuartos de final si Haití no da la sorpresa.

La victoria de Perú ante los haitianos da una ventaja momentánea al equipo de Ricardo Gareca, pero tras el encuentro que disputarán ambas selecciones, las posibilidades de unos y otros quedarán predefinidas.

Con independencia de lo que ocurra en este encuentro, Ecuador tendrá en la jornada final la teórica ventaja de enfrentarse a Haití el domingo en Nueva York, mientras que Perú afrontará su encuentro ante Brasil ese mismo día en Boston.

La selección ecuatoriana no tiene novedades en cuanto a lesiones o problemas físicos tras el partido ante Brasil, por lo que el técnico Gustavo Quinteros podrá realizar el planteamiento que crea conveniente el miércoles ante los peruanos en el estadio de Universidad de Phoenix, en Glendale, en los alrededores de la capital del estado de Arizona. EFE