El duelo del sábado entre el Borussia Dortmund y el Bayern Múnich centra la atención de la vigesimoquinta jornada alemana.

El clásico alemán se ha revalorado incluso más tras la derrota del Bayern contra el Maguncia, que ha reducido la ventaja de los bávaros sobre el Dortmund a cinco puntos, con lo que el partido en el Signal Iduna Park puede ser determinante para la recta final del torneo alemán.

Si el Bayern -que parte como favorito- gana el compromiso se restablecerá la ventaja de ocho puntos, lo que a esta altura del torneo puede ser a la postre definitivo.

Un triunfo del Dortmund, en cambio, reduciría la diferencia entre los dos equipos que vienen dominando la Bundesliga a dos puntos con lo que las jornadas siguientes ganarían tensión y emociones.

Los dos equipos enfrentaron sus partidos de mitad de semana pensando ya en el clásico, como lo muestran las rotaciones que hicieron Pep Guardiola y Thomas Tuchel.

A Tuchel, que hizo ocho cambios en su equipo, la rotación no le pasó factura y resolvió la papeleta con una clara victoria a domicilio ante el Darmstadt (1-2).

La derrota del Bayern ante el Maguncia no puede atribuirse a las rotaciones. Los bávaros controlaron el partido pero les faltó contundencia ante una defensa cerrada y el Maguncia tuvo una noche altamente efectiva en la que de cuatro disparos a puerta dos terminaron en gol.

En todo caso, la constelación hace esperar que el sábado el Bayern busque presentar su mejor versión y que Guardiola envíe al campo el mejor equipo disponible.

El problema, en lo que a bajas se refiere, sigue estando en la defensa. Jerome Boateng y Holger Badstuber están fuera de combate, el primero por una lesión de abductores y el segundo por una fractura de tobillo, mientras que Javi Martínez acaba de hacer sus primeros ejercicios con balón en solitario tras su operación de meniscos.

Lo más probable es que Guardiola apueste a lo que se ha llamado la “defensa de los enanos”, con David Alaba y Joschua Kimmich jugando como centrales. Esa fórmula implica intensificar al presión alta para evitar centros al área donde los delanteros contrarios pueden aprovechar la ventaja que el Bayern les da en estatura.

El Dortmund viene haciendo una gran campaña e incluso tiene más puntos que los que tenía a esta altura de la temporada en 2012, cuando salió campeón. Si es segundo es porque el Bayern con sólo dos derrotas en toda la temporada, ha hecho una campaña todavía mejor.

En la primera ronda del torneo el enfrentamiento entre los dos equipos se saldó con una goleada a favor del Bayern por 5-1, en un partido en el que Boateng tuvo un papel clave con pases largos que desarticularon la apuesta del Dortmund por presionar en la mitad del Bayern.

En la lucha por la clasificación para las competiciones europeas es importante el duelo del sábado entre el Wolfsburgo y el Borussia Mönchengladbach.

El duelo entre el Werder Bremen y el colista Hannover 96, en cambio, resulta interesante en lo relativo a la lucha por la permanencia.

Partidos de la próxima jornada:

Sábado:

Wolfsburgo-Borussia Mönchengladbach, Stuttgart-Hoffenheim, Augsburgo-Bayer Leverkusen, Werder Bremen-Hannover 96, Eintracht-Ingolstadt, Colonia-Schalke y Borussia Dortmund-Bayern.

Domingo:

Maguncia-Darmstadt y Hamburgo-Hertha.EFE