El tenista serbio Novak Djokovic y el español Rafael Nadal cumplieron los pronósticos en el Torneo de Doha y este sábado disputarán el título, que para “Nole” sería el primero, mientras que el mallorquín conseguiría su segundo cetro aquí.El balcánico empezó su cotejo de semifinal con el pie izquierdo y un quiebre en contra, pero poco a poco impuso condiciones para alzarse por tanteador de 6-3 y 7-6 (7/3) sobre el checo Tomas Berdych, subcampeón de la edición pasada, tras una hora y 43 minutos de actividad.

Dos quiebres en cinco oportunidades permitieron al número uno del mundo avanzar a la fase decisiva, donde pretende dar un nuevo golpe de autoridad para llegar con la dosis de ritmo perfecta al Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada.

Gracias a esta nueva celebración, el discípulo del alemán Boris Becker amplió su hegemonía ante “Birdman” a 22-2 y aunque el checo supo complicar a “Djoker” en éste y en otros partidos, sigue sin poder vencerlo en canchas duras.

El último examen para el oriundo de Belgrado será el zurdo de Manacor, quien destruyó la ilusión del ucraniano Illya Marchenko, la revelación del torneo y verdugo del monarca defensor, el valenciano David Ferrer.

Al son de un 6-3 y 6-4 concretado en una hora y 18 minutos, el balear, segundo cabeza de serie, se aseguró disputar su final número 99 y segunda en este certamen, donde se consagró en 2014 al superar al francés Gael Monfils; en 2010 se quedó con la placa de finalista, perdiendo frente al ruso Nikolay Davydenko.

Así pues, Djokovic y Nadal lucharán por la corona de Qatar pero también por la supremacía en este nutrido historial, ya que de momento el balance registra 23 victorias por bando, aunque los últimos cuatro combates han sido para “Nole”.

“Rafa” no sale con el puño en alto contra el serbio, sobre pista dura, desde la gran final del Abierto de Estados Unidos 2013 y, sin importar la superficie, su última sonrisa fue en la pelea por la Copa de los Mosqueteros de Roland Garros 2014.

NTX/