El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo y defensor del título, se clasificó para la tercera ronda del Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, al superar con facilidad a la joven promesa francesa Quentin Halys.

Djokovic derrotó al galo por la vía rápida, por 6-1, 6-2 y 7-6 (3), aunque la reacción de su rival en la tercera manga demoró algo la resolución.

Pese a la ilusión mostrada por el joven francés de 19 años Quentin Halys, que había conseguido en primera ronda, ante Ivan Dodig, su única victoria en el circuito profesional, Djokovic lo tuvo fácil en el Rod Laver Arena al menos en las dos mangas iniciales.

Número 187 del mundo, pese a mostrar buenas maneras, dotes interesantes sobre todo en pista rápida y un prometedor futuro tras su exitosa etapa de junior, Halys hizo lo que pudo ante el poderío de ‘Nole’ y no pudo convertirse en el jugador más bajo de ránking en superar a un número uno mundial en un Grand Slam. El plusmarquista sigue siendo, por tanto, Andrei Olhovskiy, que como 193 superó a Jim Courier en Wimbledon 1992.

Djokovic ganó el primer juego en blanco y estuvo a punto de hacer lo propio con el servicio de Halys, pero tuvo que esperar al tercero para establecer la primera diferencia y comenzar a decantar el choque.

Aunque el francés exhibió un buen servicio, Djokovic fue un auténtico rodillo, demasiado potente para su joven rival y sin pausa despachó los dos sets iniciales por 6-1, 6-2. A partir de ahí Halys creyó más en sí mismo, se quitó parte de la sensación de impotencia con la que se había manejado en algunos momentos, y plantó cara al ilustre número uno final hasta forzar el desempate, en el que ‘Nole’ impuso su experiencia.

Djokovic, que se sitúa en tercera ronda por décima edición consecutiva, se enfrentará al vencedor del partido entre el estadounidense Denis Kudla y el italiano Andreas Seppi, vigésimo octavo cabeza de serie.

EFE