Será apenas la cuarta vez en la historia del futbol americano en la que se enfrentarán dos equipos con marca de al menos seis ganados y cero perdidos, cuando Aaron Rodgers y sus Empacadores de Green Bay visiten la Milla Alta para enfrentar a los Broncos de Denver de Peyton Manning.El choque entre Rodgers y Manning, en el Sports Authority Field at Mile High de Denver, Colorado, se roba los reflectores en la jornada dominical de la octava semana de acción de la temporada 2015 de la NFL, por el gran número de circunstancias que lo hacen único.

En principio por el invicto que ambos equipos conservan cuando ya estamos a la mitad de la temporada; asimismo, porque, a causa de la rotación en el calendario de la NFL, Broncos y Empacadores se enfrentan cada cuatro años y, por último, por ser una de las raras ocasiones en que se enfrentan dos equipos con marca, al menos, de 6-0.

La primera ocurrió en los albores del deporte de la tackleadas, en 1922, cuando Pros de Akron (7-0) enfrentó a All-Americans de Buffalo (6-0) y tendrían que pasar 51 años para que algo así volviera a ocurrir, cuando Carneros, entonces de Los Ángeles, enfrentó a Vikingos de Minnesota, ambos con registro de 6-0.

El más reciente de estos encuentros fue en 2007, cuando Patriotas de Nueva Inglaterra (8-0) se impuso 24-20 a unos Potros de Indianápolis (7-0), entonces liderados por un Manning en plenitud de facultades.

Ahora, una de las grandes interrongantes es si la poderosa defensiva de Denver, número uno de la Liga con promedios de 281.3 yardas y 17 puntos aceptados por encuentro, será suficiente para apuntalar la magra producción de 23.2 puntos por partido de una ofensiva que no ha visto la suya esta campaña.

Para colmo, Manning y su ataque tendrán enfrente a una defensa que aunque admite “muchas” yardas, 355 por encuentro, también es la mejor en la “zona roja”, luego que acepta apenas 16.8 puntos por juego, el mejor promedio de la NFL.

Y mientras el duelo Green Bay-Denver prácticamente garantiza que caiga uno de los cinco invictos que todavía hay en esta temporada, otro equipo que pondrá en grave riesgo su marcha perfecta es Bengalíes de Cincinnati (6-0), que chocará con uno de sus grandes rivales, Acereros de Pittsburgh (4-3).

El duelo resulta vital en las esperanzas de Pittsburgh de poder arrebatar la cima de la División Norte de la Conferencia Americana (AFC) de manos de Cincinnati, que, por su parte, está muy poco dispuesto a dejar que el odiado adversario arruine su calidad de invencible.

La gran incógnita para los de negro y oro es la condición de su mariscal de campo Ben Roethlisberger, quien aseguró esta semana que ya regresará a los emparrillados tras la lesión que lo tuvo fuera desde la semana uno, aunque el entrenador en jefe Mike Tomlin aún no ha confirmado si estará en los controles ante Bengalíes.

La cuestión de Roethlisberger también tiene preocupados al entrenador en jefe de los “felinos”, Marvin Lewis, y al coordinador defensivo Paul Guenther, ya que su defensiva es la número 24 de la Liga, mientras el ataque de los “metaleros” es el número 19 sin el “Big Ben”, cuyo regreso marcaría una diferencia significativa.

Otro duelo que llama fuerte la atención en esta jornada dominical es la visita de Halcones Marinos de Seattle (3-4), actual subcampeón de la NFL, a Vaqueros de Dallas (2-4), dos equipos que han venido dando tumbos esta campaña, en parte debido a la ausencia de piezas clave en cada bando.

Por el lado “emplumado”, el corredor Marshawn Lynch fue baja por lesión por un par de semanas y aunque su regreso en la fecha seis no fue la “panacea” que todos esperaban, al menos ya marcó diferencia en el duelo del domingo pasado ante 49´s de San Francisco (2-5), al que apalearon 20-3.

“Da Boyz”, por su parte, han sufrido lo indecible sin su estelar pasador Tony Romo, baja por una fractura de clavícula desde la semana dos, lo que causó el ascenso y posterior caída de su suplente Brandon Weeden, quien, a su vez, fue reemplazado el domingo pasado por el veterano Matt Cassel.

En cuanto a los duelos divisionales de esta semana, la División Sur de la Conferencia Nacional verá la visita de Bucaneros de Tampa Bay (2-4) al sorprendente Halcones de Atlanta (6-1).

También en el “viejo circuito”, la División Oeste tendrá y el muy gris enfrentamiento entre 49´s de San Francisco (2-5) y Carneros de San Luis (3-3), mientras la Norte ofrecerá la añeja rivalidad de Vikingos de Minnesota (4-2) y Osos de Chicago (2-4).

En la decepcionante División Sur de la AFC, Texanos de Houston (2-5), sacudidos por la polémica salida del quarterback Ryan Mallett, recibirá la visita de Titanes de Tennessee (1-5), que aún espera que el novato Marcus Mariota cumpla lo prometido cuando fue la segunda selección global del Draft 2015.

Juegos del domingo en la octava semana de la temporda 2015 de la NFL:

Detrotit – Kansas City

Tampa Bay – Atlanta

Arizona – Cleveland

San Francisco – San Luis

Gigantes NY – Nueva Orleans

Minnesota – Chicago

San Diego – Baltimore

Cincinnati – Pittsburgh

Tennessee – Houston

Jets NY – Oakland

Seattle – Dallas

Green Bay – Denver

Descansan: Buffalo, Jacksonville, Filadelfia y Washington.

NTX/