El argentino Ángel Di María, atacante del París Saint-Germain, ha culpado al holandés Louis van Gaal, su entrenador la temporada pasada en el Manchester United, de su mala adaptación al conjunto inglés y lo ha criticado por haberle hecho jugar fuera de su posición.

“A veces es feo decir las cosas, pero fue más que no me dejaran adaptarme a que yo no me pudiera adaptar”, dijo Di María, en una entrevista que publica este viernes la cadena británica BBC.

“Me fui yo y el equipo sigue de la misma manera. Quedó fuera de la Liga Europa y sigue andando mal; no está cerca de ser campeón de la Premier League. Creo que no es cosa mía ni fue cosa de mis compañeros”, expresó el argentino.

El futbolista rosarino, de 28 años, reveló que Van Gaal le hacía “jugar en una posición en un partido y en el siguiente en otra”, lo que no le “ayudó” a adaptarse al equipo ni a la competición.

“Estaba en una posición y al partido siguiente en otra; hacías goles en una posición al encuentro siguiente jugabas en otra. Creo, sinceramente, que eso no me ayudaba a poder adaptarme”, declaró ‘El Fideo’.

“Es cierto que cada entrenador decide y elige donde tiene que jugar el futbolista, pero el jugador tiene también que sentirse cómodo en una posición y adaptarse a esa”, agregó.

Di María, antiguo futbolista de Real Madrid, Benfica y Rosario Central, dejó el pasado verano el United para recalar en el PSG por 44 millones de libras (63 millones de euros).

“Traté de hacerlo lo mejor posible cuando me tocó, las cosas no se dieron como uno esperaba y preferí irme a otro lado para poder ser feliz y poder lograr cosas importantes”, señaló.

El argentino, titular indiscutible en el PSG, se congratuló por su rendimiento en su primera campaña en Francia, en la que ha conseguido el título de liga, y elogió a su entrenador, Laurent Blanc, quien le deja “ser libre”.

“Creo que acá lo estoy haciendo bien y estoy agradecido al entrenador. Desde un principio me dijo donde iba a jugar y nunca me tocó, me deja ser libre y moverme por donde quiero. Y por eso me siento muy feliz aquí. Fue lo que no pude lograr ahí”, aseguró, molesto, Di María. EFE