Luego de ser arrestado por un accidente automovilístico del que huyó, el corredor de poder Derrick Coleman fue suspendido de forma indefinida por su equipo, Halcones Marinos de Seattle.

A la espera de más información por parte del cuerpo policial de la ciudad de Bellevue, los campeones de la Conferencia Nacional (NFC) de la NFL comunicaron a través de un portavoz su decisión de castigar al jugador de 24 años de edad.

Coleman, reconocido por lidiar con una discapacidad auditiva desde su infancia, protagonizó un choque y abandonó la escena, más tarde fue encontrado por la policía cerca del lugar del percance y trasladado a la cárcel del condado de King la madrugada del jueves.

Al egresado de la Universidad de California en Los Ángeles se le negó la fianza y posteriormente sus agentes, Derrick Fox y Mark Bloom, dieron a conocer un breve mensaje en el cual explicaron la posible causa del accidente.

“Parece que Derrick pudo haberse quedado dormido mientras conducía a casa desde las instalaciones a Halcones Marinos. El bienestar de todos los involucrados es nuestra principal preocupación. Seguiremos trabajando en estrecha colaboración con los funcionarios locales para que se lleve a cabo una investigación completa”, señalaron.

NTX