El derbi sevillano vuelve este sábado al Villamarín, tras un curso sin disputarse por el descenso del Betis, y lo hace con la intención de los dos equipos de romper rachas, pero también con el protagonismo, conocido este viernes, de la nueva cita entre ambos en los octavos de final de la Copa del Rey.

Tras una temporada sin encuentros entre los ‘eternos rivales’, en aproximadamente tres semanas y media se verán tres veces y de ellas en las dos primeras el Sevilla visitará el campo bético.

Ese atractivo emparejamiento de Copa queda ahora en la recámara de ambos clubes ante la cita del sábado, en la que los verdiblancos esperan romper su mala marcha como local en la Liga y los sevillistas la que arrastran como visitantes.

El equipo que entrena Pepe Mel no ganado en el barrio de Heliópolis en sus últimos cinco partidos de Liga, con cuatro derrotas -Deportivo, Espanyol, Athletic Club y Atlético de Madrid- y el empate en su más reciente comparecencia frente al Celta (1-1).

Los del técnico Unai Emery, por su parte, llevan en lo que va de campeonato sin ganar fuera del barrio de Nervión, con tres derrotas y cuatro empates, el último de éstos en su anterior desplazamiento, a La Coruña para medirse al Deportivo (1-1).

Con estos balances, el béticos suman diecinueve puntos, de los que catorce los ha logrado fuera del Villamarín, mientras que los sevillistas tienen tres más (22) y de ellos dieciocho acumulados en el Sánchez Pizjuán.

La derrota del Betis en la pasada jornada en Las Palmas (1-0) rompió una gran trayectoria visitante y se unió a que el Sevilla se mantuvo fuerte en su campo con el 2-0 ante el Sporting, lo que ha colocado a los de Emery con esos tres puntos más para afrontar el derbi.

Ambos entrenadores han cuidado sus plantillas en las últimas semanas, dando reposo a jugadores con dolencias físicas y muy pendientes de no caer en suspensiones por acumulaciones de tarjetas para que se llegue a la cita del sábado con lo mejor, lo que no ha sido impedimento para que tanto el Betis como el Sevilla hayan superado en estas fechas sus eliminatorias de Copa del Rey, ante el Sporting y Logroñés, respectivamente, y que ahora se unan en los octavos de este torneo.

Mel tiene recuperado a su portero titular, Antonio Adán, que llevaba semanas con problemas de tobillo, y ha mimado en las últimas fechas al extremo Joaquín Sánchez, también con dolencias, para que ambos sean titulares.

El portuense ya ha trabajado hoy con el resto de compañeros, al igual que el lateral derecho italiano Cristiano Piccini, quien también se recuperaba estos días de una lesión, por lo que ambos se apuntan al ‘once’ inicial.

El preparador madrileño, tras dirigir hoy una sesión de trabajo en el estadio, apurará para facilitar el mismo sábado la lista de convocados después de otro entrenamiento matinal en el escenario del partido, a pesar de que hoy ha reconocido que tiene el ‘once’ decidido.

Emery también apurará hasta última hora para desvelar sus armas, aunque el mediapunta José Antonio Reyes, que salió el pasado martes lesionado del partido de Copa ante el Logroñés, está en condiciones de medirse al Betis en un partido que, por su condición de canterano, le motiva especialmente.

Salvo los lesionados de larga duración -el portero portugués Antonio Alberto Bastos ‘Beto’ y tres centrales, el luso Daniel Carriço, el argentino Nico Pareja y el italiano Marco Andreolli-, el técnico guipuzcoano tiene a todos los jugadores con ganas de derbi, choque que también podría jugar el centrocampista Vicente Iborra después de cumplir un partido de sanción ante el Sporting el pasado sábado.

El Benito Villamarín se llenará al completo para este partido, en el que el club local repartirá 45.000 cartulinas verdes para darle color a las gradas en la salida de los jugadores.

Los sevillistas, por su parte, agotaron en minutos las 1.300 localidades que el Real Betis puso a disposición de la afición visitante, lo que da una idea del interés que suscita este tipo de partidos en la capital andaluza.

– Alineaciones probables:

Real Betis: Adán; Piccini o Molinero, Bruno, Westermann, Vargas; N’Diaye, Petros; Joaquín, Dani Caballos, Álvaro Cejudo; y Jorge Molina.

Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano, Rami, Kolodziejczak, Tremoulinas; Krychowiak, Iborra; Vitolo, Éver Banega, Reyes o Konoplyanka; y Gameiro.

Árbitro: Carlos Clos Gómez (Comité Aragonés).

Estadio: Benito Villamarín.

Hora: 20.30 (19.30 GMT).

EFE