Un grave error del quarterback AJ McCarron que provocó un balón suelto en el tiempo extra dio la victoria a los Broncos de Denver por 20-17 sobre Cincinnati, con lo cual los locales ganaron además el título de la AFC Oeste y se clasificaron a la postemporada en la NFL.

En el cierre de la semana 16, los dos equipos se jugaban mucho, Denver necesitaba la victoria a toda costa para seguir pensando en tener vida tras la temporada regular, mientras que los Bengalíes ya estaban clasificados tenían en juego la siembra.

McCarron, mariscal de los visitantes y suplente del lesionado Andy Dalton, comenzó seguro en el terreno de juego y haciendo pensar que podría estar a la altura del juego cuando más los necesitaba la afición del equipo

Un pase de anotación en el primer cuarto los puso adelante, y luego en el segundo cuarto Mohamed Sanu corrió 6 yardas para llevar la cuanta hasta 14 puntos, sin embargo no pudieron más pues la defensiva rival se comportó como un auténtico muro defensivo.

Denver pudo hacerse presente con 18 segundos para irse al medio tiempo y fue con un gol de campo de 23 yardas. Sin embargo en la segunda mitad pusieron en aprietos a la que es la mejor defensiva de toda la liga con relativa facilidad, una serie de pases por el centro le fueron abriendo el terreno de juego.

En el tercer cuarto Emmanuel Sanders tuvo una recepción para touchodown y CJ Anderson corrió otras 39 yardas en el cuarto periodo para concretar la vuelta al juego 14-17. Cincinnati no se quedó atrás y logró empatar el juego con un gol de campo aunque dejaba más de 6 minutos en el reloj.

Broncos vivió su mejor momento con una serie ofensiva que con solo cuatro segundos para finalizar el partido los dejo en la yarda 45 desde donde intentaron el gol de campo, sin embargo el pateador Brandon McManus lo lanzó muy desviado por un costado y el juego se fue a tiempo extra.

Ahí no perdieron el impulso y tras ganar el volado, Denver pidió el balón y siguió atacando para ponerse nuevamente en posición de campo la cual fue efectiva esta vez desde 37 yardas.

Entonces vino el turno de los Bengalíes, quienes luego de una jugada controvertida que decretó pase incompleto jugaron la segunda oportunidad pero un falló de McCarron cuando le mandaron el balón quedó un “fumble” que fue recuperado por Denver y ahí terminó el encuentro.

Así los locales llegaron a marca de 11-4 para meterse en la postemporada y amarrar el liderato de la AFC Oeste, por su parte Bengalíes están con 11-4 como líderes en la AFC Norte, cuando falta una jornada por disputarse.

NOTIMEX