La delegación de Palestina que competirá en los Juegos Olímpicos Río 2016 se encuentra en suelo brasileño para afrontar la justa veraniega, pero llegó sin los uniformes para sus deportistas.Lo anterior debido a que su indumentaria fue retenida por autoridades israelíes, una vez que el equipaje hecho en China llegó a este país, de donde después debía ser llevado por los palestinos a Río de Janeiro.

El jefe de misión de Palestina, Ghayda Abuzazayyad informó que solicitó ayuda al Comité Olímpico Internacional (COI), con la intención de que los uniformes sean liberados y que los deportistas puedan entrenar y alistarse para sus pruebas.

“Hemos enviado una carta al COI hablando de la situación para ver cómo nos pueden ayudar. Pedimos al comité organizador si la empresa podría hacer el envío directo a Brasil, pero dijeron que tomaría mucho tiempo”, comentó.

Cabe recordar que el organismo olímpico fue el encargado de arropar a los deportistas palestinos en el aspecto económico y la pequeña delegación consta de seis integrantes, dos de natación, dos de atletismo, uno de judo y uno de equitación.

El jefe de la delegación señaló que buscan alternativas para competir en Río 2016: “Estamos viendo para comprar algo de ropa y poner la bandera de Palestina. No tenemos ropa para la ceremonia de apertura. Creo que vamos a ir con estas misma ropas de abrigo”.

Los problemas entre las dos naciones han llegado al ámbito deportivo, hace unos días, Israel impidió que Issam Qishta, jefe del equipo olímpico, abandonara la Franja de Gaza.

“Israel no ha dado a Issam Qishta permiso para abandonar Gaza, por lo que no puede unirse al resto del equipo olímpico”, declaró el secretario general del Comité Olímpico Palestino, Munther Masalmeh.

Los deportistas se encuentran en Río de Janeiro debido a que abandonaron su país con anticipación, por lo que no tuvieron inconvenientes de asistir a la máxima justa multidisciplinaria. Se espera que en estos días la situación de los uniformes se solucione.

NTX